El Ministerio de Cultura y Comunicación está en el origen de una política ambiciosa en materia de calidad arquitectónica de las construcciones y de los espacios urbanos y paisajísticos.

En el marco de una serie de trabajos sobre los grandes conjuntos de viviendas sociales desde la creación del sello « Patrimonio del siglo XX » y más concretamente a raíz de una publicación que pone de relieve unos cien logros notables, el servicio de arquitectura de la Dirección General de Patrimonio confió una estudio en profundidad sobre diez conjuntos urbanos a Benoît Carrié, arquitecto y profesor de la Escuela Nacional Superior de Arquitectura de Versalles. La selección de estos conjuntos se ha basado en sus cualidades arquitectónicas, urbanas, paisajísticas o constructivas; presenta tipologías y situaciones geográficas y urbanas variadas.

Las tres primeras monografías relativas a la ciudad de Wiesberg en Forbach diseñada por Émile Aillaud, la Residencia del Point du Jour en Boulogne-Billancourt de Fernand Pouillon y la ciudad de las Estrellas en Givors de Jean Renaudiese publicaron en 2015. Las dos siguientes, la ciudad de las Flores de André Lurçat y las Grandes Terres de Marcel Lods y Jean-Jacques Honegger salieron a finales de 2017.

La publicación de estas diez monografías ofrecerá, a largo plazo, el cuadro más exhaustivo posible de las concepciones y formas en acción, un verdadero panorama de arquitecturas del siglo XX que son otros tantos elementos importantes del patrimonio de hoy y, sin duda, aún más del mañana.