Jacques Charpentier nos dejó el 15 de junio. Tenía 83 años.

Organista y compositor, Jacques Charpentier, que había sido en el Conservatorio uno de los más brillantes alumnos de Messiaen, nos dejó más de 150 obras, tanto para el órgano, como para las formaciones de música de cámara y para la orquesta.

En 1958 fue nombrado inspector principal de la música por el primer ministro de la Cultura, André Malraux, antes de asumir veinte años más tarde las funciones de director de la música, del arte lírico y de la danza en el ministerio. En 2004, fue elegido por unanimidad presidente del Comité Nacional de la Música, la sección francesa del Consejo Internacional de la Música de la Unesco.

El músico que se había revelado en el ministerio como un destacado administrador era también un pedagogo-nacido, un profesor que habrá permitido a los más bellos talentos encontrar el camino de su pleno desarrollo.

Expreso mis más sinceras condolencias a su familia, familiares y amigos.