La Oficina central de lucha contra el tráfico de bienes culturales (OCBC) procedió el 7 de junio de 2016 a tres interpelaciones de profesionales del mercado del arte, en el marco de una investigación sobre el comercio de falsos muebles del siglo XVIII.
Varios muebles adquiridos para el Palacio de Versalles entre 2008 y 2012 parecen afectados, por un importe de 2,7 millones de euros.
Paralelamente a la investigación llevada a cabo por la OCBC, que continúa, la Ministra de Cultura y Comunicación va a iniciar sin demora una inspección administrativa relativa a los procesos de adquisición de los bienes mencionados en el presente asunto, así como, en general,
sobre los procedimientos de adquisición en favor de las colecciones nacionales.