Con motivo del 20º aniversario de la inauguración de la Biblioteca Nacional de Francia - Bibliothèque François Mitterrand, el lunes 30 de marzo de 2015, Fleur Pellerin, ministra de Cultura y Comunicación, anunció confiar a la senadora Sylvie Robert una misión relativa a la adaptación de los horarios de apertura de las bibliotecas de lectura pública a los ritmos de vida de los franceses.
Fleur Pellerin recordó el papel central de las bibliotecas, pilares de nuestra democracia, para el acceso de todos al conocimiento y a la cultura. Con 15 millones de usuarios y 16.000 puntos de lectura repartidos por todo el país, las bibliotecas son la primera red cultural en los territorios y uno de los primeros servicios públicos de proximidad.
En una sociedad que se enfrenta al desafío de los valores de libertad, tolerancia y laicidad, las bibliotecas tienen un papel central que desempeñar. Símbolos de la libertad de pensamiento y de publicación, son lugares de intercambio, espacios de encuentro, de debate y de diálogo, depositarios de la memoria de un pueblo y de la diversidad de sus puntos de vista. El papel de las bibliotecas al servicio del intercambio y de la tolerancia debe subrayarse y alentarse más que nunca, permitiéndoles llegar a un público cada vez más amplio; ese es el sentido de la misión confiada por la ministra a Sylvie Robert.
Para la ministra, «una de las condiciones del éxito de las bibliotecas pasa por su apertura, en la medida de lo posible, cuando los usuarios, los lectores, pueden acceder a ellas: durante la pausa meridiana por ejemplo, por la noche, o incluso los fines de semana». Las bibliotecas municipales abren actualmente un promedio de 14 horas por semana y 32 horas en los municipios de más de 40.000 habitantes.
La misión de Sylvie Robert deberá, sobre la base de una consulta de los representantes electos locales encargados de las bibliotecas, de los agentes y de sus representantes, identificar las experiencias satisfactorias y hacer propuestas concretas para acompañar y apoyar a las colectividades en sus gestiones de adaptación de los horarios de apertura, teniendo en cuenta las necesidades y limitaciones de las situaciones locales y las cuestiones relacionadas con la organización del trabajo.
Las conclusiones del trabajo de Sylvie Robert serán entregadas a la ministra en julio.
 
París, 30 de marzo de 2015