Con Andrée Putman desaparece una gran artista, a la vez diseñador y diseñador de interiores elegante que sabía liberarse de las normas con una creatividad fuera de lo común. Era una mujer libre que supo adaptarse a las evoluciones de nuestra sociedad creando estrechos vínculos con el arte, la moda, el diseño y la arquitectura.  Intemporalidad y sobriedad caracterizan los objetos, el mobiliario y los espacios que ha diseñado con talento, mezclando materiales y estilos con exigencia.

Ha utilizado su maravilloso talento en toda la gama de objetos de nuestra vida cotidiana. Quería crear «cosas hermosas accesibles a todos» encargadas de embellecer y suavizar la vida, introduciendo un pequeño fermento de travesura: un nuevo diseño para el pico de una cafetera que impide que la gota caiga, una escalera diseñada como un collar o un nuevo estuche para una gran marca de champán...

En todas partes, en todas las escalas, en los objetos pero también en los espacios, tanto para los particulares como para los edificios públicos, Andrée Putman ha puesto su toque femenino e impuesto un estilo, mezcla de rigor y sensualidad, donde lujo rima con belleza pero también con bien-ser y con espíritu. «Una casa debe tener primero espíritu», decía.

Desde sus primeras creaciones para Prisunic, le gustaba hacer malabarismos con los contrastes, desbaratar las convenciones sociales, crear o reinventar todo tipo de espacios para vivir, «espacios de paz», con un magnífico eclecticismo: acondicionamiento interior del Concorde, diseño de la primera boutique hotel en Nueva York, el Morgans, oficinas de ministros, especialmente el de Jack Lang , diseño de las esquinas y cabinas de tratamiento Helena Rubinstein en las tiendas... En 2007, un laboratorio farmacéutico en Basilea y la torre Andrée Putman en Hong Kong vieron la luz, testimonios audaces de su talento y de su asombrosa creatividad.

Su hija, Olivia, que se hizo cargo del «estudio Putman» en 2007, sabrá hacer vivir su nombre en el mundo y seguir promoviendo la proyección de Francia y de sus creadores.