De acuerdo con el Presidente de la República y el Primer Ministro, Aurélie Filippetti, ministra de Cultura y Comunicación, propondrá el nombramiento de Stéphane Lissner como director delegado de la Ópera Nacional de París.

Stéphane Lissner es actualmente superintendente del Teatro de la Scala de Milán y director de la Música del Wiener Festwochen. Su carrera le llevó a la dirección de numerosas instituciones artísticas, tanto en Francia como en el extranjero. Dirigió el Festival de Arte Lírico de Aix en Provence. La solidez y la madurez de su experiencia internacional, su capacidad de innovación y de atraer a los mejores artistas permitirán a la Ópera de París, con sus competencias, equipos y oficios, ocupar el lugar principal que le corresponde.

Según los estatutos del Establecimiento público, el director delegado tiene la tarea de asumir, en nombre de la Ópera Nacional de París, las decisiones relativas a la programación artística de las estaciones posteriores al término del mandato del director en ejercicio y por delegación de poderes de este último. El director delegado se dedicará además, en esta misión de preparación, a reflexionar sobre el desarrollo de la dimensión de educación artística y cultural de la Ópera, al refuerzo de su apertura a nuevos públicos, a la presencia de obras producidas por la Ópera Nacional de París en el territorio nacional. Así, contribuirá, desde su nombramiento, a construir, con el Ministerio de Cultura y Comunicación, los elementos de una nueva política cultural.