Queridos amigos:

Chloé Hernández y orín Camus acaban de demostrarnos delicadamente que todo puede hacer bandeja de baile, incluido el salón de los Mariscales en el Ministerio de Cultura y Comunicación. Recuerdo las reacciones del público numeroso y familiar el pasado 6 de marzo en el «Centro Pompidou» que descubría el universo de Anne Teresa de Keersmaeker, gracias a los bailarines de la compañía Rosas. Un público sorprendido de esta instalación viva, en la galería sur con vistas a la fuente Stravinsky de Niki de Saint Phalle, adultos y niños emocionados de esta inmersión en el movimiento, tan cerca de los bailarines.

También recuerdo una de mis primeras «salidas» como ministro para ver el espectáculo de la 27eme promoción de los estudiantes del CNAC, dirigido por Alain Reynaud: ¡17 jóvenes artistas increíbles de virtuosismo y humor y canto, vertiginosos números de balanceo y equilibrio o acrobacia!

La danza y el circo reinventan sin cesar su arte - Estas son las disciplinas donde la innovación creativa es más evidente en los últimos años.

Me alegra especialmente ver aquí reunidas tantas personalidades que llevan los colores de la danza y del circo, artistas mayores y de todas las generaciones, autores, equipos que acompañan cotidianamente la creación, directores y administradores de instituciones coreográficas.

La danza y el circo en Francia son las «últimas nacidas» en las políticas públicas de apoyo a la creación. Aunque, por supuesto, la danza, los ballets han sido tomados en consideración desde hace mucho tiempo, a través de las casas de ópera y no olvido que la escuela del Ballet de la Ópera de París celebró hace poco sus 300 años!

A partir de los años ochenta, estas dos ramas contemporáneas del «espectáculo vivo» se convirtieron en crisoles artísticos entre los más inventivos.

El Estado no sólo les ha acompañado, sino que ha favorecido su desarrollo, al que se han unido las entidades públicas.

En todo el territorio se han creado instrumentos de producción y difusión propios de cada una de estas artes. Esta efervescencia ha sido alimentada por una estructuración de los programas de enseñanza superior que ha hecho nacer nuevas generaciones.

Son dos disciplinas cuyas fronteras con las otras artes son «porosas», y eso lleva y nutre su creatividad. La música es desde hace mucho tiempo la compañera de la danza y del circo, el vídeo más recientemente los ha conocido. Algunos de los artistas que veo aquí han ido más allá del circo al baile y del baile al circo.

Hoy me parece más pertinente que nunca apoyar este nomadismo, este cruce de barreras y fronteras, esta investigación creativa.

Hoy, la creación es el espacio de diálogo que mejor resiste a todos los discursos reduccionistas y populistas.

Es también un espacio de libertad y emancipación: Pensemos en lo que la danza y el circo implican como relación con el cuerpo, por tanto, como relación con las representaciones y determinismos sociales. El trabajo realizado con su cuerpo puede ser una formidable fuente tanto de maestría como de libertad , de superación.

Pienso también en el formidable espectáculo «Cosquillas» de Andrea Bescond, que mezcla teatro y danza en un relato de emancipación y reconquista después de un trauma profundo.

La afirmación de la libertad de creación a través de la ley que he defendido en segunda lectura en el Parlamento debe reforzarse con un refuerzo de los medios para buscar, experimentar, crear.

Quiero permitir a los artistas y en particular a las jóvenes generaciones desarrollar sus proyectos en todo el territorio, conocer a los públicos más amplios.

En cuanto a la danza y el circo, queremos:

  • reforzar la creación apoyando la independencia artística;
  • afianzar mejor esta creación en todos los territorios,
  • aumentar su difusión;
  • dar su lugar a los jóvenes artistas, fomentando la transmisión de una generación a otra;
  • reforzar nuestros canales de formación.

En esta perspectiva, este año se aplican nuevas medidas para acompañar mejor la creación y la independencia artística mediante un apoyo a las compañías independientes, a las residencias de artistas y a los talleres de fábricas artísticas.

También defenderé medidas para fortalecer nuestras redes de producción y difusión y revalorizar los medios dedicados a sus sectores en 2017.

Para la danza, se trata en primer lugar de revalorizar el apoyo financiero a las compañías concertadas. Esto permitirá este año, movilizando más de 600.000 euros de créditos, revalorizar una treintena de compañías a través del dispositivo de ayudas gestionadas por la DRAC.

A continuación, el nuevo dispositivo de apoyo a las compañías de difusión nacional e internacional concierne a 12 equipos artísticos: quiero citar algunos: Carolyn Carlson, Philippe Decouflé, Maud Le Pladec, o incluso Arcosm que crea para el joven público.

La danza tiene talento, brilla en todo el mundo y es una oportunidad para nuestro país.

La danza es múltiple, lo atestigua hoy.

También hemos decidido desarrollar la asociación de artistas a lugares de creación y reforzar «la acogida estudio».

La recepción de estudio es un dispositivo generoso que se puso en marcha en 1998, destinado a compartir las herramientas de trabajo que los Centros Coreográficos Nacionales se dotaron en los años 90.

Esta práctica de la recepción-estudio se ha desarrollado, se ha extendido a los Centros de desarrollo coreográfico, red más reciente en el paisaje.

Hoy la acogida-estudio constituye una palanca, un modo de coproducción ineludible para la danza, un reto de compartir y de solidaridad intergeneracional.

Esta medida, que no ha sido reevaluada desde su creación, contará con 10.000 € adicionales por CCN y CDC.

También pedí a los DRAC que acompañaran la instalación de artistas asociados en los centros de desarrollo coreográfico y en centros coreográficos nacionales.

Este dispositivo de artistas asociados va así concretamente a partir de 2016, vincular 19 compañías, a 11 CDC y 8 CCN, para residencias de 2 a 3 años.

En una diversidad de territorios, estos artistas encontrarán socios para coproducir, difundir su repertorio y acompañar sus encuentros con los públicos.

Para el sector coreográfico siempre, en el marco de una política global destinada a facilitar el acceso de los artistas a espacios de trabajo y de experimentación, se han seleccionado ocho talleres de fábrica artística, tras la experiencia de los DRAC. Son puntos de apoyo para la danza, a menudo primeras marchas para jóvenes artistas. Estos talleres de fábrica, de los cuales la mitad está implantada en medio rural (Loiret, Alsacia, Ardèche, Creuse), serán otros tantos puntos de encuentro con la creación para los habitantes, otros tantos lugares de cruce estéticos.

En total, en 2016 se implementaron 2,64 millones de euros de nuevas medidas para el sector coreográfico.

Deseo continuar en 2017 esta dinámica hacia las empresas y el sector independiente, como la consolidación de las ayudas a la estructuración para los equipos coreográficos.

Pero espero que el esfuerzo se extienda también a los escenarios pactados y a los festivales de danza; trabajaré en ello al preparar el presupuesto 2017.

Por último, quisiera recordar la exigencia de apertura, acogida y cooperación internacional que anima a numerosos profesionales de este sector. La danza supera las barreras de las lenguas y sabe hacer dialogar a las culturas.

Es «el espíritu de expatriación» de la danza, para utilizar una fórmula de Marcel Duchamp, va y viene errando entre las disciplinas y las técnicas, entre las lenguas, los géneros, los países, es esta motricidad que hace de la danza este arte que habla al mundo.

Sobre el circo ahora. Allí también tenemos que hacer «diversos», con toda la diversidad del lenguaje circasiano: del solo de malabarista al colectivo de 24 acróbatas bajo capitel, pasando por los hilanderos, los trapecistas o los voladores, los acróbatas en el suelo o el mástil chino, los payasos o los artistas de la magia nueva,... las prácticas son numerosas. Los que están entre nosotros no nos contradirán.

Estas formas requieren ayudas al proyecto o convenios plurianuales también diversos.

He querido reforzar el apoyo al circo contemporáneo en primer lugar a través de un mejor acompañamiento de las compañías, gracias a un aumento de las cantidades que se les asignan para 3 de ellas. Por otra parte, en el nuevo dispositivo de acompañamiento de las compañías de proyección nacional o internacional, 5 compañías serán apoyadas a partir de 2016 de manera significativa: el circo Plume, el colectivo XY, Phia Ménard, Mathurin Bolze, así como Les Colporteurs.

Al evocar los nombres de estos artistas y de estas compañías, podemos darnos cuenta de que el circo sabe, como la danza, desbordar su campo e invertir los campos poéticos y dramáticos.

La evaluación que realizaremos de este dispositivo permitirá, espero, ampliarlo a otros en 2017.

Este mayor apoyo pasa por ayudas a las residencias para ocho equipos circasianos, por ejemplo en el Prato (en Lille). Son también tres talleres de fábricas artísticas específicas (Cheptel Aleikoum en Saint Agil en la región Centro, la Grainerie cerca de Toulouse en Balma, la Cité du cirque Marcel Marceau en Le Mans) que serán apoyados a partir de 2016.

El circo contemporáneo debe seguir desarrollándose. Más allá de estos nuevos medios para ayudar a los equipos a trabajar y producir mejor, es necesario también que el circo esté mejor anclado en las programaciones de los lugares pluridisciplinarios, y que pueda consolidar sus redes de socios, incluso a nivel internacional.

La especificidad de este sector es también el nomadismo.

De ahí la importancia de la ayuda a la itinerancia, pero también a la acogida de los capiteles en las ciudades.

Con la DGCA continuaremos trabajando con sus asociaciones profesionales, en particular con Territorios de circo y el sindicato del circo creativo.

Oí las dificultades del circo, incluyendo pequeños circos de la familia, para conseguir sitios en ciudades. Recuerdo que existe una carta para la acogida de los capiteles, que el ministerio y Hors-les-Murs están trabajando de nuevo con las colectividades territoriales, y que debemos hacer que sea un instrumento eficaz. Con respecto a los circos de familia, cuyos representantes fueron recibidos, Se está estudiando la posibilidad de crear una misión interministerial que se ocupe de todas las cuestiones que les preocupan y que rebasan ampliamente el ámbito de acción del Ministerio de Cultura.

En 2016, se movilizarán cerca de 700.000 € de nuevos créditos para financiar medidas para el circo.

Continuaremos con esta labor sustantiva en 2017

Hace unas semanas estaba en La Cascade, en Bourg-Saint-Andéol, que no solo anima este territorio de Ardèche, sino que acompaña la inserción de los jóvenes artistas a nivel nacional.

Conozco la importancia de la red de producción y difusión que constituyen estos Polos Nacionales de las Artes del Circo, hoy en 8 regiones. Hay que animarlos. No olvido que se están prefigurando dos nuevos polos. Tendremos que dar un segundo impulso al apoyo del ministerio a estos polos, que demuestran una gran capacidad de renovación y que deben poder acompañar aún mejor a las compañías.

Por último, nuestras escuelas de enseñanza superior hacen de Francia un país envidiado para la formación de los artistas de circo a escala mundial. Esta formación de excelencia, es, por supuesto, el CNAC Centre National des arts du cirque de Châlons-en-Champagne que es el buque insignia, en relación con la escuela nacional de las artes del circo de Rosny-Sous-Bois, así como la Academia Fratellini. La habilitación del Lido en Toulouse está actualmente en estudio y vendría a reforzar esta red.

Quiero auspiciar el conjunto de las escuelas, más de 150 escuelas catalogadas por la Federación Francesa de Escuelas de Circo, que permiten a los jóvenes desarrollarse en una práctica amateur formativa y de las cuales una decena tienen programas pre-profesionales.

¿Cómo no sorprenderse por las recientes declaraciones, populistas y caricaturescos, tendentes a desacreditar estas formaciones, que contribuyen tanto a la emancipación personal de quienes las siguen como a una inserción profesional?

Estas cuestiones de inserción profesional deben, por otra parte, ser pensadas a escala europea y celebro las operaciones como Jeune Talent Cirque Europe convertida en 'Circus Next' para desarrollar una política europea del circo , así como el fortalecimiento de la cooperación internacional llevada a cabo por Hors les Murs, y cuya fusión con el CNT en ArtCena, permitirá reforzar los recursos y las capacidades de despliegue.

Queridos amigos ,

Con estos apoyos reforzados, a la danza y al circo, es el lugar de la creación artística y su papel en la sociedad que quiero destacar.

Como ya dije en el 1er junio de las escrituras dramáticas para la juventud, esta elección imperiosa, esta promesa de emancipación por la cultura está en el centro del proyecto político de este gobierno.

Esto pasa también por cuestiones transversales: la práctica amateur, el empleo, el apoyo al seguro de desempleo. En la ley, relativa a la libertad de creación, también quise asegurar la práctica amateur respetando el empleo profesional.

En un momento en que todos luchamos, Gobierno, empleadores y trabajadores del sector, para defender y consolidar el régimen específico de la intermitencia, tan esencial para la creación y la cultura de nuestro país, trabajamos paralelamente a una mejor gestión del empleo sostenible y de calidad para los artistas y los técnicos del espectáculo.

Así, el fondo para el empleo en el espectáculo debe ayudar a las instituciones, pero también a las compañías, a reforzar el empleo de los artistas en particular.

Señoras y señores, más que nunca, en una sociedad que reinterpreta su pacto social, en la que el diálogo es a menudo difícil, la creación desempeña un papel inestimable.

Permite abrir a cada uno el campo de lo posible y construir un sentimiento de pertenencia colectiva.

Juntos podemos aportar a la sociedad esta esperanza de una sociedad más humana.

Es una responsabilidad y una oportunidad.

Gracias y devuelva la bandeja al baile.