Audrey Azoulay, Ministra de Cultura y Comunicación, felicita calurosamente a los ganadores de la 23e edición de las Victorias de la música clásica: la trompetista Lucienne Renaudin Vary, la soprano Elsa Dreisig; la mezzo Karine Deshayes, el pianista Bertrand Chamayou, la Orquesta de la Ópera Nacional de París dirigida por Philippe Jordan; el compositor Philippe Hersant y finalmente la leyenda viva de la música Menahem Pressler, distinguido de una Victoria de honor.

Esta noche ilustra el talento de la Francia de la música clásica. Pone de relieve jóvenes pianistas ya muy prometedores, dos generaciones de cantantes, tres generaciones de compositores e instrumentos que raramente ocupan el centro de la escena.

 

Los nombrados de estos 23e Victorias han podido apoyarse en una enseñanza superior de calidad, en el profesionalismo de las sociedades de producción independientes y multinacionales, pero también en artesanos de una factura instrumental francesa con conocimientos indiscutibles. Son la prueba de la excepción cultural francesa en toda su diversidad y vitalidad.

Por último, la Ministra desea saludar a los músicos de la Orquesta Nacional del Capitolio de Toulouse y a su director Tugan Sokhiev, que llevan por todo el mundo una imagen vibrante de la excelencia sinfónica francesa.