A propuesta de Fleur Pellerin, Ministra de Cultura y Comunicación, el Presidente de la República confió, de acuerdo con la Alcaldesa de París, al arquitecto Dominique Perrault y al presidente del Centro de Monumentos Nacionales, Philippe Bélaval, una misión de estudio y orientación sobre lo que podría ser la plaza de la Isla de la Cité en el horizonte de los próximos veinticinco años.

 

Esta verdadera «isla-monumento», que goza de una alta frecuentación turística y de la presencia de varias instituciones importantes, debe poder transformarse en un verdadero lugar de vida, aún más integrado en el resto de la capital.

 

Se pidió a Dominique Perrault y Philippe Bélaval que propusieran los posibles ejes de una intervención destinada a responder a los múltiples desafíos de la isla, en particular en materia urbana, cultural y turística, así como en función de una estrategia global de desarrollo sostenible para la Ciudad de París. Se trata de pensar la isla en su totalidad, como un barrio vivo y abierto, orientado hacia las dos orillas del Sena, que concilia actividad económica, acogida mejorada de los turistas y valorización de un patrimonio sin igual.

 

Las propuestas de Dominique Perrault y Philippe Bélaval están previstas para septiembre de 2016.

 

Dominique Perrault es arquitecto y urbanista. Es autor de la Biblioteca Nacional de Francia, del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en Luxemburgo y de la Universidad Ewha en Seúl. Actualmente dirige importantes operaciones de rehabilitación patrimonial en París (Poste du Louvre, Nouveau hippodrome de Longchamp) y en el Palacio de Versalles (pabellón Dufour) y realiza la estación del Grand Paris Express Villejuif-IGR.

 

Philippe Bélaval preside el Centro de Monumentos Nacionales que asegura la explotación, el mantenimiento y la restauración de un centenar de monumentos en toda Francia, entre los cuales tres se sitúan en la Isla de la Cité en París: la Conciergerie, la Sainte-Chapelle y las torres de Notre-ParisDame.