Creía en las virtudes de la curiosidad y del discernimiento, en las comparaciones entre cineastas, en los análisis de películas, pero también, sobre todo, en la confrontación directa entre artistas y un público. Después de haber animado un encuentro en el festival de Sarlat, el crítico de cine Jean-Jacques Bernard desapareció brutalmente a los 64 años.

Presidente del Sindicato francés de la crítica de cine, había ejercido, como verdadero amante del séptimo arte, su pasión en numerosos soportes, de Antenne 2 a Première, pasando por Canal+ donde animaba el programa «Boulevard du Classic», pero también en numerosas obras, incluyendo un pequeño libro agudo y divertido Pequeño elogio del cine de hoy.
Jean-Jacques Bernard defendió una visión generosa - y exigente - de la crítica de cine. «A veces, decía, hay que dejar de ver, solo para reflexionar».
Expreso mi más sentido pésame a su familia y amigos.
París, 13 de noviembre de 2015