Fleur Pellerin, Ministra de Cultura y Comunicación, ha firmado este jueves 17 de diciembre de 2015, con el conjunto de las organizaciones sindicales del Ministerio*, una carta social relativa a las relaciones del Ministerio y de sus operadores con sus prestatarios.

 

Esta Carta, que constituye una importante innovación social en la esfera pública, es el resultado de una estrecha concertación realizada a lo largo del año con las organizaciones sindicales del Ministerio.

 

Inscribe al Ministerio de Cultura y Comunicación, sus servicios de administración central y desconcentrada, así como sus establecimientos públicos y servicios de competencia nacional, en un proceso de contratación pública socialmente responsable.

 

Tiene por objeto señalar el compromiso de los ordenantes públicos del Ministerio de mantener una vigilancia especial, en su procedimiento de adjudicación y ejecución de contratos públicos, sobre sus consecuencias en las condiciones de empleo y de trabajo de los asalariados(as) s de sus prestatarios, sin sustituir la responsabilidad de los empleadores privados.

 

Además de recordar las disposiciones legales y reglamentarias aplicables y el control por parte de los ordenantes públicos del cumplimiento por parte de los prestadores de servicios, esta carta establece un conjunto de recomendaciones y buenas prácticas (cláusulas sociales en los mercados, condiciones de trabajo de los asalariados(e)s de los prestatarios, acceso a la cultura para estos asalariados(e)s...), que el Ministerio y sus operadores velarán por aplicar.

 

Esta carta, eje principal de la agenda social 2015, testimonia la voluntad afirmada por Fleur Pellerin de inscribir al Ministerio y a sus operadores en una gestión de responsabilidad social, social y medioambiental.

 

 

 

 

 

 

*CGT-Culture, CFDT-Culture, SUD-Culture Solidaires, UNSA-CFTC, FSU