Fleur Pellerin desea que los trabajos anunciados por el Presidente de la Comisión Europea en materia de derechos de autor sean la ocasión de consolidar todos los modelos de creación en Europa, y no de debilitar la garantía de los derechos y la remuneración de la creación. 

Para la Ministra, que participó ayer por la mañana en la sesión plenaria del Consejo Superior de la Propiedad Literaria y Artística (CSPLA), el derecho de autor es la herramienta más flexible para hacer frente a las evoluciones tecnológicas y económicas. En un momento en que la transición digital afecta a todos los actores del campo cultural, la desmaterialización del acceso a las obras y a los bienes culturales hace aún más importante la defensa del derecho de autor, como modelo de remuneración de la creación.

Pierre Sirinelli presentó ayer por la mañana al CSPLA su proyecto de informe sobre la posible revisión de la Directiva 2001/29/CE relativa a la armonización de determinados aspectos de los derechos de autor y derechos afines en la sociedad de la información, en presencia de la Ministra de Cultura y Comunicación.

La Ministra ha dado las gracias a Pierre Sirinelli por este informe, que abre perspectivas para una mejor remuneración y una mejor protección de los derechos de autor y derechos afines en el espacio digital. Le ha pedido que dé vida al debate sobre estas cuestiones a escala europea, presentando su informe, que se publicará a principios de diciembre, tanto en Bruselas como en las demás capitales.

Francia será extremadamente vigilante y de propuesta en los debates europeos, con el objetivo no sólo de la circulación de las obras y la difusión de la cultura entre el mayor número de personas, sino también la consolidación de los derechos de los autores y de todos los actores de la creación, para que Europa siga siendo, como siempre lo ha sido, una tierra de creación.