En el marco del Foro de Chaillot sobre el futuro de la Cultura y el futuro de Europa, Aurélie Filippetti, Ministra de Cultura y Comunicación, reunió el 4 de abril en París a sus homólogos europeos, a los que se unió Martin Schulz, Presidente del Parlamento Europeo, los Comisarios Michel Barnier (Mercado Interior) y Androulla Vassiliou (Cultura y Educación) e Irina Bokova, Directora General de la UNESCO. La reunión tuvo lugar inmediatamente después de la presentación en sesión plenaria del Foro por Peter Brook, Costa-Gavras, Jean-Michel Jarre, Bianca Li y Macha Makeïeff de un "Llamamiento de los artistas" para una nueva Europa de la cultura.
Esta reunión permitió constatar un amplio acuerdo de los Ministros sobre el lugar central de la cultura en el modelo económico y social europeo y sobre la necesidad de que las políticas europeas extraigan todas las consecuencias. Ahora que se va a crear una nueva Comisión para el período 2014-2019, tras las elecciones al Parlamento Europeo, ha llegado el momento de que la Unión Europea se dote de una verdadera estrategia para la cultura en la era digital.
Aurélie Filippetti compartió con sus homólogos los grandes principios que deben inspirar esta estrategia. Ha insistido en la necesidad de que todas las políticas europeas tengan en cuenta los aspectos culturales y detallen lo que ello implica en materia de política de competencia, mercado interior y digital, fiscalidad, relaciones exteriores y política comercial común. También abogó por que la Unión haga de la creación cultural en Europa y de la diversidad cultural una prioridad mediante el establecimiento de políticas adaptadas, en particular en materia audiovisual y de cine, de libros o de derechos de autor.
Estas propuestas se han visto respaldadas por la presentación de una hoja de ruta que detalla unas cincuenta propuestas concretas de acción en todos los ámbitos: armonización de los tipos de IVA en el mundo físico y en el mundo digital, apertura de un diálogo sobre la concesión de licencias de derechos de autor, acuerdo con los actores digitales para el respeto de la propiedad intelectual, reactivación y coherencia de las ayudas a la traducción, creación de un sello de las ciudades culturales europeas, aceleración de la creación del fondo de apoyo a las empresas culturales previsto en el programa Europa Creativa, creación de una Oficina Europea de Difusión Artística...
Sobre la base de la muy buena acogida dada a las conclusiones y propuestas de Francia, el trabajo continuará ahora en las instituciones de la Unión Europea, en particular en los Consejos de Ministros de Cultura previstos en mayo y noviembre. En la creación del nuevo equipo de la Comisión Europea, la designación de un Comisario influyente para la cultura, que dirija todos estos temas y que, siguiendo las conclusiones presentadas en el Foro de Chaillot, recibe la misión de establecer y conducir una Estrategia Cultural, será una etapa decisiva.