El 2 de mayo de 2013, el grupo de expertos encargado en enero de una reflexión sobre las ayudas a la prensa presentó sus conclusiones a Aurélie Filippetti, ministra de Cultura y Comunicación.

En su informe, disponible en Ministerio de Cultura y Comunicaciónel grupo constata una crisis más estructural que coyuntural de la prensa escrita. La prensa en su conjunto se enfrenta a graves dificultades económicas y, al mismo tiempo, debe reinventarse en la era digital. Para acompañar esta transición, el grupo hace cuatro series de propuestas:

  • apoyar la profesión mediante un régimen uniforme de IVA al tipo del 2,1%, contrapartida de la solidaridad de la profesión en el marco de la «Ley Bichet», y alinear el régimen de la prensa en línea con el de la prensa impresa;
  • dar prioridad a los proyectos de futuro, la innovación y la mutualización, mediante la ampliación y la reforma del Fondo estratégico para el desarrollo de la prensa y la movilización de otros instrumentos públicos existentes en favor de las empresas;
  • hacer más coherentes las ayudas a la difusión, continuando la reorganización de la distribución, aplicando y acentuando las decisiones de las autoridades reguladoras en favor de las emisoras, reorientando la ayuda al transporte postal de la prensa, al término de los acuerdos que vinculan el Estado, la prensa y La Poste hasta 2015, y reformando la ayuda al transporte en beneficio del transporte compartido, velando al mismo tiempo por la situación social de los porteadores;
  • renovar la gobernanza de las ayudas, ampliando la contractualización, la transparencia, el control y la evaluación.

El grupo de expertos, moderado por Roch-Olivier Maistre, estaba compuesto por Françoise Benhamou, Dominique Antoine, Patrick Eveno, Michel Francaix y Bruno Patino. El grupo pudo apoyarse en la experiencia de cada uno de sus miembros y en numerosas audiencias: directores de periódicos, sindicatos de editores, periodistas, difusores de prensa y agencias de prensa, administraciones.

Sobre la base de ese informe y de conformidad con el compromiso asumido por el Presidente de la República en enero pasado, el Gobierno presentará sus propuestas de reforma a principios de junio.

Los diferentes actores de la prensa escrita podrán, de aquí a esa fecha, comunicar sus reacciones ante la Dirección General de Medios de Comunicación e Industrias Culturales.