A partir del 6 de diciembre, y por una duración de dos meses, se lanza una consulta en la plataforma Open data del Ministerio. Objetivo: mejorar el servicio prestado y abrir nuevos conjuntos de datos basados en las necesidades de los usuarios.

Desde 2011, el Ministerio de Cultura ha lanzado una política en favor de la apertura y del intercambio de datos públicos que se traduce, desde 2016, en la apertura de una plataformaHoy en día, cuenta con más de un centenar de conjuntos de datos destinados al conjunto de los ciudadanos, pero también a profesionales que pueden, gracias a herramientas, valorizar estos datos en forma de cartografía, gráfica o de visualización de datos.

A partir del 6 de diciembre, el Ministerio propone una consulta a sus usuarios. Una lista de preguntas permitirá orientar mejor los futuros conjuntos de datos disponibles y mejorar el servicio prestado. Explicaciones con Roselyne AliacarEncargada de Circulación y Apertura de Datos al Servicio Digital del Ministerio de Cultura.

Desde 2016, el Ministerio abre sus datos a todos en la plataforma dedicada data.culture.gouv.fr, en relación con data.gouv.fr. ¿Qué podemos encontrar en este momento?

centre_pompidou_nuit_des_musees.jpg
La plateforme data.culture.gouv.fr propose notamment des chiffres sur les grands événements comme la Nuit des musées.

Con esta plataforma, el Ministerio de Cultura ha querido ofrecer un espacio de valorización de sus recursos culturales digitales a la atención de todos los ciudadanos, pero también de los desarrolladores y empresas gracias a las API (Application programming interfaz, una herramienta informática que permite intercambiar datos entre dos administraciones o entre una administración y una empresa privada ndlr) integrados y en los diversos formatos abiertos que se ofrecen para su descarga.

La plataforma data.culture.gouv.fr ofrece actualmente datos estadísticos y económicos como la frecuentación de museos o las ayudas a la prensa, datos de simplificación de los trámites administrativos o cifras sobre grandes acontecimientos como la Noche de los Museos o las Jornadas Europeas del Patrimonio. Se puede encontrar un gran número de datos culturales con la difusión de la base Gioconda, catálogo colectivo de los museos de Francia que cuenta con unos 650.000 objetos.

Estos datos se actualizan periódicamente y son de libre acceso y reutilizables por todos para explotar, modificar o desarrollar servicios, soluciones y análisis a partir de estos datos. Por ejemplo, los datos sobre los lugares culturales se reutilizarán en una aplicación móvil dedicada al turismo, la lista de los eventos propuestos durante las jornadas del patrimonio serán retomados por los periódicos regionales o por las ciudades para hacer un enfoque de los eventos en su territorio, etc.

¿Qué aportan estos datos puestos a disposición libremente para los usuarios?

La apertura de los datos públicos es, en primer lugar, un principio y una obligación jurídica justificada por la necesaria transparencia de la acción pública frente a los ciudadanos, que tienen así acceso a datos analizables sobre la acción del Estado. Además, la retroalimentación de los ciudadanos sobre los datos abiertos permite ofrecerles datos más adaptados a sus necesidades. Por ejemplo, la geolocalización, que es muy solicitada por los usuarios, se ha convertido en una información indispensable para tener en cuenta en nuestras bases de datos. En general, la apertura de los datos favorece el intercambio de conocimientos y la transmisión de conocimientos.

La apertura de los datos también genera valor económico al permitir a las empresas utilizar los datos públicos para hacer más eficaz su actividad o para innovar y ofrecer nuevos servicios. Esto permite compartir datos públicos con todos los participantes del mercado y reducir la hegemonía de los gigantes de la red que tienen los medios para consolidar todos los datos que desean.

¿Por qué lanzar, el 6 de diciembre, esta consulta digital?

main-sur-clavier-ordinateur-portable.jpg

El Ministerio ha abierto su catálogo de datos en poder de la administración central, los servicios descentralizados y los servicios de competencia nacional. El censo ofrece una descripción de los conjuntos de datos, pero no siempre da acceso a los datos, ya que algunos de ellos aún no están abiertos.

El objetivo de esta consulta es, pues, preguntar a los usuarios qué datos les resultarían más útiles. Sus respuestas permitirán al Ministerio identificar estos datos y priorizar su apertura en función de las expectativas expresadas. De manera más amplia, el usuario podrá también comunicar los datos que desearía ver abiertos a la reutilización y que no figuren en este catálogo.

El segundo objetivo de la consulta es mejorar el servicio prestado en la plataforma de datos abiertos, data.culture.gouv.fr, y ayudar al ministerio a mejorar la calidad de los datos como la frecuencia de actualización, el formato de exportación, etc.

¿Cómo va la consulta?

La consulta consiste en un cuestionario en línea en el que se formulan preguntas sobre los datos que los usuarios desearían ver abiertos y sobre los datos abiertos que desean mejorar. Se dirige de manera general a todos los ciudadanos que reutilizan los datos: empresarios, actores del sector digital, investigadores, periodistas, colectividades territoriales, actores del turismo, asociaciones culturales y sociales, estudiantes...

Un mes después del cierre de la consulta, el Ministerio se compromete a publicar los resultados. A continuación publicaremos los conjuntos de datos en los que los servicios del Ministerio trabajarán prioritariamente, bien para una apertura, bien en el marco de una mejora del servicio prestado.