Gran iniciativa hacia el mundo de la creación, Mundos Nuevos se ha convertido rápidamente en un espacio de posibilidades tan innovador como emocionante.

2021-11-09 Bernard Blistène Portraits Comité Mondes Nouveaux Thibaut Chapotot(2).jpg

Es un programa particularmente ambicioso. Destinado a suscitar iniciativas originales y proyectos inéditos, «Mundos nuevos»un dispositivo querido por el Presidente de la República para salir de la crisis sanitaria, se convirtió rápidamente para los actores de la escena de la creación en un espacio de lo posible tan innovador como emocionante. Que se juzgue: diseñado en el marco del plan de estímuloeste programa, que moviliza 30 millones de euros y solicita emplazamientos y edificios procedentes del Centro de Monumentos Nacionales y del Conservatorio Nacional del Litoraldeja carta blanca a los equipos seleccionados y destaca la originalidad de los proyectos. Con una sola consigna: quedarse en la escucha de la creación ».

Un año después de la puesta en marcha del programa, cada uno de los 264 proyectos avanza a su ritmo, algunos ya se han reunido con su público, otros están a punto de concluir, todos deberán estar terminados en el verano de 2023. Entre las grandes tendencias destaca un retorno de la práctica colectiva, que es elogiada por numerosos equipos de creadores, y la importancia de grandes temas de sociedad, como el lugar del individuo, la cuestión de la identidad o la de la ecología. Hemos pedido a Bernard Blistène, presidente del comité de selección, antiguo director del Museo Nacional de Arte Moderno, en el Centro Pompidou, y gran conocedor de la escena de la creación contemporánea, que vuelva para nosotros sobre los retos de Mundos nuevos.

MONDES-NOUVEAUX-FELICIA-ATKINSON1.jpg

¿Cuál era la hoja de ruta de Mundos Nuevos?

Esta iniciativa nació de una idea simple: había urgencia de escuchar lo que la escena de la creación tenía que decirnos del mundo de hoy. Por eso hemos creado un dispositivo inédito, dotado de 30 millones de euros que deben comprometerse rápidamente, que pueda prestar una atención particular a un fenómeno esencial: la pluridisciplinariedad de la escena contemporánea. Esta iniciativa tuvo un eco inmediato e importante, ya que, tras la publicación de la convocatoria, recibimos 3.200 expedientes. El comité de selección - un equipo de ocho personas expertas en sus campos y que tienen que aprender unas de otras - ha seleccionado por unanimidad, hay que destacarlo, 264 proyectos. De ellos, 80 proceden de colectivos, de los cuales la mitad - hecho notable - se han constituido para la circunstancia. Los artistas querían encontrarse. Por último, es imposible separar la creación de la relación con la historia y la diversidad de los espacios y lugares de reflexión. De ahí la propuesta de que los artistas se instalen en lugares bajo los auspicios del Centro de Monumentos Nacionales y del Conservatorio Nacional del Litoral.

El método elegido es también nuevo...

Así es. Pensamos en un método más sencillo que el control público.  Los artistas proponen los proyectos que desean desarrollar y una vez que hemos analizado su viabilidad, les damos el medio para realizarlos. Somos productores y no propietarios. A diferencia del pedido público, los creadores siguen siendo propietarios de sus proyectos. Esto da una latitud diferente. El nexo de unión de estos proyectos es experimentar formas que un marco demasiado limitado impide realizar. Me encanta la idea de ser el primero sorprendido de lo que intentamos iniciar.

MONDES-NOUVEAUX-KHALED-AWAREA1-Mushussu-7.jpg

Los artistas querían trabajar juntos y encontrar un país concreto. Han salido dos veces de la contención gracias a Mundos Nuevos...

Sí que lo es. En cierto modo, había una forma de utopía, la idea de que en esta situación, los artistas, que tienen el deseo de abrirse al mundo, se encontraban aún más que otros oficios en la incapacidad de transmitir, y que habríamos salido más rápido de esta situación si estuvieran allí para dar testimonio de ello una vez que hubieran realizado su proyecto. Hemos hecho todo lo posible para simplificar los procedimientos. Hemos trabajado con urgencia. Mundos nuevos interroga a los artistas sobre su deseo.

¿Cuáles son las líneas de fuerza de los 264 proyectos seleccionados?

Siempre digo que los artistas no son informantes. Con esto quiero decir que la creación es una inteligencia del presente, pero también algo que tiende a superar el tiempo real. Entre los proyectos están presentes los grandes sujetos de sociedad, ya se trate de los relacionados con el devenir del individuo, con sus mutaciones, con el papel de la ciencia, con la realidad del mundo que habitamos. Comenzando por la ecología, en el sentido filosófico donde lo definió la filósofa Isabelle Stengers que habla, siguiendo a pensadores como Felix Guattari o Donna Haraway, de una ecología de las prácticas ». Supone que la mayoría de los artistas son sensibles a una especie de interdependencia entre diferentes formas intelectuales, artísticas y de vida. Si tuviera que calificar las cosas de manera más simple e inmediata, las cuestiones de identidad, las cuestiones propias de la naturaleza y del espacio artificial en el que vivimos, y el deseo de la gente de pensar y trabajar juntos - de una forma de cosmopolitismo, también - impregnan la diversidad de los proyectos que hemos tenido.

MONDES-NOUVEAUX-MATHIEU-PERNOT1.jpg

¿Dónde estamos? ¿Se presentan los proyectos a lo largo del año 2022?

 Si bien todas las sumas se pagarán a finales de 2022, los artistas tienen hasta el verano de 2023 para realizar sus proyectos. Ya se han inaugurado muchos, pienso en particular en los proyectos de Joël Andrianomearisoa en el castillo de Villers-Cotterêts, de Laurent Pernot en el centro arqueológico de Glanum, de Félicia Atkinson en el castillo de Regnéville-sur-Mer, de Gaëlle Choisne en el Museo Nacional de la Historia de la Inmigración, de Khaled Alwaera aux Subsistances en Lyon, o del escritor Christian Garcin en torno al poeta americano E. E. Cummings en la Abadía de Montmajour (ver nuestra entrevista).

En las próximas semanas inauguraremos un número considerable. Voy a ir al IRCAM donde un colectivo de artistas reinterpreta el Polytope de Xenakis para el quincuagésimo aniversario de la obra que el músico creó en Cluny, en Chambéry donde Mohamed El Khatib y Valérie Mrejen inventaron un proyecto de mediación artística, en el MUCEM en Marsella para un proyecto en torno a un barco europeo del rescate de Sébastien Thiéry, en el Desierto de Retz en Chambourcy para un proyecto de Stéphanie Coudert que imagina un recorrido performance en torno a la prenda... no vamos a dejar de correr de un lugar a otro en los próximos meses.

¿Se prevé una prolongación de los nuevos mundos?

Por supuesto, no es mi decisión. Empezamos con dos preguntas: ¿con qué sueñan los artistas? ¿Qué es la situación en la que se encuentran más que nunca imposible de lograr? Ha llegado el momento de aprender de esta experiencia. Sin embargo, el entusiasmo es seguro.

Mundos nuevos, eso es...

- 30 millones de euros para apoyar a creadores y creadoras
- 430 creadores y creadoras seleccionados
- 264 proyectos en toda Francia
- 85 colectivos de 20 a 96 años
- 60 % menores de 40 años