Inauguración el 10 de julio de 2014, en la estación de Metz, del encargo público del artista alemán Stephan Balkenhol en homenaje a Jean Moulin.

Con motivo de la celebración del 70º aniversario de la muerte de Jean Moulin, el 8 de julio de 2013, la Prefectura de Mosela y la Ciudad de Metz iniciaron un encargo público en memoria de este gran servidor del Estado, el más joven Prefecto de su época, héroe de la Resistencia. Naturalmente, la estación de Metz, protegida en virtud de los monumentos históricos y atravesada diariamente por 20.000 personas, fue elegida como escenario de este proyecto artístico ya que fue declarado oficialmente muerto, el 8 de julio de 1943.

La creación de una obra perenne y monumental permite no sólo rendir homenaje a una de las grandes figuras de la historia contemporánea de Francia, sino también promover un patrimonio histórico nacional y participar plenamente en el enriquecimiento del entorno de vida de los Lorrains. Este encargo, ofreciendo la oportunidad a un artista, seleccionado por su talento y su fama internacional, de realizar una obra de gran amplitud se inscribe plenamente en el compromiso de la Ministra de Cultura y Comunicación, Aurélie Filippetti, de difundir arte en el espacio público para favorecer su encuentro con el mayor número posible de personas.

Al confiar la realización de la obra "Homenaje a Jean Moulin" a un artista alemán, cuyo padre se había implicado muy pronto en la reconciliación, el comité de dirección del encargo público quiso poner de relieve la amistad que une hoy a Francia y Alemania.

El monumento creado por Stephan Balkenhol presenta un retrato empático de Jean Moulin abordando al personaje bajo su aspecto humano y evitando toda sobrevalorización patética. Su propuesta depende de una instalación, en el vestíbulo principal de la estación de Metz, de un conjunto escultórico elevado (por razones de flujo de viajeros, ninguna obra puede ser instalada en el suelo), con esa simplicidad aparente que caracteriza el conjunto de su obra .

Colocada sobre un travesaño en el corazón de un arca, la figura de Jean Moulin está así sacralizada. Al limitar la altura de la instalación (aproximadamente 2m70), el artista evita la distancia comúnmente atribuida a los héroes, percibidos como intocables. Stephan Balkenhol eligió rodear al personaje principal de tres esculturas (todo en bronce) que encarnan a la vez a transeúntes ordinarios (una multitud anónima con la que la gente podrá identificarse) y que también representan, implícitamente, "el ejército de las sombras" de Jean Moulin.

Este encargo público de la Ciudad de Metz y de la Prefectura del Mosela ha recibido el apoyo del Ministerio de Cultura y Comunicación y de numerosos mecenas. Fue inaugurada el jueves 10 de julio de 2014 en presencia de varias personalidades.