Señora diputada,

Señora senadora,

Señora concejala,

Señoras y señores presidentes,

Señoras y señores directores y directoras,

Damas y caballeros,

Queridas amigas, queridos amigos:

 

Saludo en vuestra presencia, numerosa y notable, la diversidad de los campos y de las profesiones que representáis.

Este Comité ministerial «Igualdad» del que habéis aceptado ser miembros, es una especificidad del Ministerio de Cultura, del que estoy orgulloso. Su reunión anual constituye un momento importante para recordar la importancia que atribuyo a este desafío primordial que es la igualdad entre las mujeres y los hombres, gran causa del quinquenio.

La riqueza de las miradas inducida por la composición del Comité se ha visto acentuada por la presencia de nuevas personalidades, a las que saludo y que se sientan por primera vez: he deseado en efecto ampliar nuestra mirada a nuevos sectores de actividad y a nuevos oficios, porque la igualdad entre mujeres y hombres se impone en todas partes y de inmediato.

¿Por qué he querido reunirme esta mañana y debatir con ustedes la hoja de ruta Igualdad 2019-2022?

Porque este documento, que nos obliga, recuerda los avances registrados desde hace un año, pero sobre todo traza el camino a seguir en los próximos meses y describe los progresos que deseo ver realizados. ¡Debe ser compartido, enriquecido, cuestionado quizás!

No me extenderé sobre el balance: simplemente recordaré algunos de los avances significativos.

17 establecimientos públicos bajo la tutela del Ministerio obtuvieron la etiqueta «Diversidad» de la AFNOR y 10 de ellos también se dotaron del sello «Igualdad». Y este año veremos la vuelta de los auditores al ministerio y a los establecimientos públicos que comprobarán, a mitad de período, si se respetan los compromisos asumidos.

En cuanto a los puestos de responsabilidad: El Ministerio de Cultura respetó en 2018 sus obligaciones en materia de nombramientos de mujeres, en administración central, en DRAC.

Para el año 2022 se han fijado ambiciosos objetivos numéricos: para entonces, con fines de mandato, me comprometo a que la mitad de los puestos de dirección ejecutiva de los establecimientos públicos bajo su tutela, es decir, 37 de los 76, sean ocupados por mujeres. Al 1er abril de 2019, es el caso de 24 establecimientos públicos, aún queda mucho por hacer.

En noviembre de 2018 se firmó un Memorando de Acuerdo sobre Igualdad con todas las organizaciones sindicales del Ministerio, cuyo sentido de la responsabilidad aplaudo: se alinea con (y a veces supera) las ambiciones del acuerdo interministerial de 30 de noviembre de 2018, de la Ley de transformación de la administración pública.

El Ministerio se esfuerza por que las escuelas superiores que forman a los futuros profesionales, hombres y mujeres, de las artes y de la cultura permitan a los jóvenes iniciar su carrera con una cultura más igualitaria. Hasta la fecha, 38 escuelas han firmado una carta ética que muestra varios objetivos: la paridad en la composición de los jurados, en la composición del cuerpo docente, una pedagogía que reserva un justo lugar a las obras y a los recorridos de las mujeres (artistas, arquitectos, realizadoras...) la lucha contra la violencia y el acoso sexual y de género... e indicadores de género para la objetivación de los datos.

A partir de enero de 2017, el Ministerio de Cultura se dotó de una célula de escucha y alerta externa AlloDiscrim, operativa para todos los agentes del Ministerio y sus servicios dependientes (DRAC, Servicios de competencia nacional, Establecimientos públicos,), es decir, 30.000 personas. Desde agosto de 2018, un nuevo mercado identificado como AlloSexism cubre específicamente los casos de violencia y acoso sexual y sexista, con posible seguimiento psicológico. En la actualidad, el programa está abierto a 37.000 estudiantes de instituciones de enseñanza superior cultural. En dos años, 190 expedientes han sido instruidos por esta célula.

En cuanto al balance, quiero recordar que en septiembre de 2018, las Jornadas de la Igualdad en el Cine fueron la ocasión para que el CNC, junto con el colectivo 50-50/2020, definiera medidas y plazos precisos: estadísticas de género obligatorias, paridad en las comisiones de atribución de las ayudas, prima del 15% sobre el apoyo automático movilizado para la producción de obras cuyos equipos artísticos y técnicos tienden a la paridad, anuncio de medidas similares sobre la explotación y distribución cinematográficas y audiovisuales. Me aseguraré de que se tomen.

Eso está muy bien. Pero esto es insuficiente, sobre todo porque las cifras de la edición 2019 del Observatorio de la Igualdad en la Cultura y la Comunicación demuestran que aún quedan esfuerzos por hacer.

Por tanto, la hoja de ruta trata de evocar todas las nuevas obras, ya abiertas o en proyecto, sobre las que me será de gran utilidad su opinión.

Mencionaré algunos de ellos:

La educación artística y cultural es muy importante. En efecto, las desigualdades nacen pronto: en las miradas, en las representaciones, en las asignaciones resultantes. Se instaura una colaboración con todos los socios del Ministerio de Cultura relativa a la deconstrucción de los estereotipos, en particular en el ámbito de la educación a la imagen (Escuela, Colegio y Liceos y aprendices de cine, Canopé...), con los editores escolares, los autores de literatura juvenil, la asociación «Leer y Hacer Leer», pero también - en relación con el CSA- con el sector de la publicidad. Los drac incluirán este objetivo en todos los futuros convenios con sus socios y, en particular, con las colectividades territoriales.

El Ministerio de Cultura contribuyó en 2018 a la redacción del Convenio interministerial 2019-2024 para la igualdad en el sistema educativo. Firmaré esta Convención en 2019 para reafirmar mi compromiso de aplicar una política pública ambiciosa en favor de la igualdad entre niños y niñas, mujeres y hombres, en el sistema educativo.

En el ámbito del patrimonio, tengo la intención de tomar medidas enérgicas a partir de este año: todas las iniciativas de los establecimientos patrimoniales, nacionales y territoriales, destinadas a poner de relieve la cuestión de la igualdad, serán seguidas y acompañadas por el ministerio; más allá, deseo que un panel de museos voluntarios proponga a partir de 2019 al público recorridos de lectura personal entre sus colecciones permanentes y sus exposiciones temporales: se trata a la vez de dar a ver las obras de artistas mujeres, pero también de dar a leer la representación de las mujeres en las obras presentadas. Esta experimentación tiene por objeto ampliarse e incluso generalizarse.

Por otra parte, la exposición virtual «Las mujeres artistas salen de su reserva», realizada por la Dirección General de Patrimonio, está disponible en el sitio del Ministerio desde marzo de 2019. Y deseo ir más lejos: el ministerio instalará en su «Plataforma abierta del patrimonio» una base de datos específica «Matrimoine» donde se hará referencia a las obras de los museos de Francia y situadas en el espacio público realizadas por mujeres o por talleres en los que participen mujeres. He pedido que se examinen las modalidades técnicas de un enriquecimiento colaborativo de esos datos.

En el campo de la creación artística: recuerdo dos señales fuertes de mi voluntad de progresar. Desde mi entrada en funciones, cuatro escenas nacionales (Villeneuve d'Ascq, Le Creusot, Le Mans, Foix) han cambiado de dirección: he elegido nombrar a cuatro mujeres a su cabeza. Y además, el TNP... Como saben, he prorrogado el plazo de presentación de candidaturas porque el número de candidaturas femeninas era insuficiente para componer una lista de preselección paritaria: el sentido de esta decisión está claro, no se juega sin «ellas».

La Dirección General de Creación Artística (DGCA) ha elaborado un sistema de estadísticas de género, basado en indicadores específicos de cada escena y forma de arte, para el espectáculo vivo (teatro, circo, música y danza) y las artes visuales cuyo compromiso celebro. En las próximas semanas, este dispositivo se presentará al Consejo Nacional de Profesiones del Espectáculo ampliado. La DGCA y los DRAC utilizarán las herramientas de contractualización (convenios y contratos de objetivos) para su aplicación. Este dispositivo comenzará en el verano de 2019 con una consideración de las programaciones de las temporadas N-1 o N-2. Los resultados, en términos de progresión del lugar de las mujeres en las programaciones, estarán sujetos a un principio de igualdad-condicionalidad como lo preconiza el Alto Consejo para la Igualdad.

Las perspectivas son ambiciosas, y tengo la firme intención de llevar el tema de la igualdad a todos los sectores. La Alta Funcionaria para la Igualdad y la Diversidad tiene la plena responsabilidad, y contamos con ella.

Los medios de comunicación:

Con la Carta Para las mujeres en los medios de comunicación, los principales actores del sector audiovisual francés se comprometieron el 13 de marzo de 2019 a luchar contra la violencia y el acoso sexual y de género: En adelante conviene invitar a nuevas empresas a adherirse a ellos y ampliar los compromisos contraídos a todas las formas de igualdad profesional (salarios, acceso a los puestos de responsabilidad, conciliación de los tiempos...).

Invito al conjunto de las empresas del sector audiovisual público a intensificar sus esfuerzos en favor de una igualdad real, en los equipos que las componen, pero también en todos sus programas, delante y detrás de la cámara.

El ministerio acompaña a la asociación «Vamos a la portada! » para la organización de los Estados Generales de las mujeres periodistas el 13 de abril de 2019. Este evento será una oportunidad para lanzar medidas progresivas en materia de igualdad en el mundo del periodismo.

Asimismo, el Ministerio colabora con la Conferencia de las 14 escuelas de periodismo para integrar en los itinerarios pedagógicos módulos de formación sobre la lucha contra todas las formas de discriminación.

Se está trabajando con el CNC y profesionales del videojuego para comprobar cómo el objetivo de igualdad puede integrarse en los criterios que rigen la concesión de las ayudas selectivas, pero también para incitar a las empresas y a las escuelas del sector a contraer compromisos precisos.

Deseo que se adopte la misma medida en el ámbito de las videocintas, de las que un reciente estudio realizado por el CSA y el CNC ha demostrado la prevalencia de estereotipos sexistas.

Por último, hago un llamamiento a nuestros principales socios: los entes locales y regionales. La igualdad entre mujeres y hombres en la cultura constituye un reto político importante que debemos compartir. Deseo que las asociaciones de diputados acepten comprometerse a mi lado en la elaboración de principios rectores comunes, que garanticen que en cualquier lugar de nuestro territorio, en la metrópoli y en ultramar, las mujeres accedan a los medios de creación y producción.
Tienen la habilidad, el talento. Es absurdo e injusto privarse de ella durante más tiempo.

Señorías, queridos amigos, como ustedes han comprendido, la lucha contra las discriminaciones -todas las discriminaciones- constituye para este Ministerio, para mí, una prioridad absoluta. Entiendo que la igualdad entre mujeres y hombres está en el primer lugar de esta hermosa y noble lucha.

¡Vamos a llevarlo juntos!