Franck Riester, ministro de Cultura, felicita calurosamente al equipo Habiter 2030 constituido de la Escuela Nacional Superior de Arquitectura y Paisaje de Lille, de los Compañeros del Deber y del Tour de Francia de Villeneuve d'Ascq, ganadora del Solar Decathlon Europe 2019, que tuvo lugar del 12 al 28 de julio en Szentendre, cerca de Budapest.

De las diez pruebas de esta competición académica internacional en la que equipos pluridisciplinarios de estudiantes imaginan prototipos de vivienda para un futuro descarbonado, el proyecto H2030 se distinguió en particular por tres criterios: circularidad y sostenibilidad, integración urbana e impacto, y el balance energético.

El equipo Habiter2030 abordó la cuestión de las casas adosadas tal como existen en la región de los Altos de Francia. Estas casas, generalmente de ladrillo, características de la época industrial, a menudo mal aisladas, requieren hoy una rehabilitación masiva para luchar activamente contra el calentamiento climático.

Durante dos años, doscientos estudiantes, arquitectos, ingenieros, diseñadores, sociólogos estudiantes en Sciences Po Lille y jóvenes Compañeros construyeron una réplica de las casas de la ciudad optimizando su construcción desde un punto de vista energético. Proyectaron un aislamiento privilegiando el suelo y el techo con aislantes ecológicos a base de algodón reciclado, levantado revestimientos a base de cáñamo, cortinas para modular los espacios según los usos y las estaciones. Un invernadero permite ampliar la casa sobre el jardín. Los ingenieros de las minas de Douai, del FSA Béthune, del Ensiame de Valenciennes, de Centrale, de Arts et Métiers y de HEI en Lille han equipado la casa con tecnologías sofisticadas. Durante las dos semanas de competición, los paneles solares y térmicos produjeron más electricidad de la que consumió la casa.

Los Compañeros del Deber y del Tour de Francia compartieron sus conocimientos con los estudiantes para construir este prototipo en Villeneuve d'Ascq antes de desmontarlo, llevarlo en diez camiones hasta Budapest, y volver a montarlo para la competición. Otras escuelas y universidades de Hauts-de-France como ESAD de Valenciennes, EDHEC, ESAAT, Sciences Po Lille y la Universidad de Lille han trabajado en la integración social, urbana y económica del proyecto.

Este gran éxito no habría sido posible sin el apoyo de múltiples socios nacionales y regionales: colectividades, donantes sociales, empresas... El equipo quiere darles las gracias hoy por su ayuda.

Esta victoria del equipo Habitar 2030 delante de prestigiosas escuelas de arquitectura europeas, como TU Delft, de Bucarest, y de la Universidad de Gante, viene a subrayar el reto real y el impacto de la propuesta lille.

« La obra de la rehabilitación energética es un reto que supera al de la técnica, es un verdadero proyecto arquitectónico, humano, un yacimiento de empleo y de formación de todos los actores del edificio.» Franck Riester, ministro de Cultura.

Los múltiples socios de este demostrador van a dedicarse ahora a extraer todas las enseñanzas del prototipo, desarrollar la investigación y continuar la experimentación sobre verdaderos hogares para los habitantes que sufren de la precariedad energética. Este será el próximo desafío humano, social, técnico y arquitectónico de la asociación Habiter2030.

 

Más información sobre:

www.solardecathlon.eu

www.solar-h2030.eu