Al día siguiente de la conferencia de prensa del primer ministro anunciando la generalización del toque de queda a las 18h, Bruno Le MaireMinistro de Economía, Hacienda y Reactivación, y Roselyne Bachelot-NarquinMinistro de Cultura, el 15 de enero por videoconferencia se reunieron todos los sectores de la cultura (espectáculo vivo, artes visuales, museos y monumentos históricos, cine, libros y medios de comunicación locales) para precisar las condiciones de acompañamiento económico durante dicho período.

Ante este nuevo capítulo de la epidemia, la ministra de Cultura recordó el trabajo en curso con los profesionales de la Cultura, para construir un modelo «resiliente» de funcionamiento de los lugares culturales. Este modelo se basará, por una parte, en etapas de reapertura gradual y, por otra, en protocolos sanitarios adaptables. Lo que está en juego es permitir que, una vez finalizada la fase aguda de la crisis sanitaria, se puedan reabrir los lugares culturales y, progresivamente, volver a un funcionamiento normal.

Mientras tanto, los dos Ministros han recordado que el Estado, como lo ha hecho desde el comienzo de la crisis, seguirá apoyando y acompañando a los agentes culturales mientras dure la crisis sanitaria.

Bruno Le Maire precisó que las medidas de ayuda transversales existentes, que benefician a los sectores protegidos y, en particular, a la cultura cuyos sectores están incluidos en las listas S1 y S1 bis, se prolongarían y mejorarían en este contexto.

El Fondo de Solidaridad se ha mejorado y beneficia a todas las empresas cerradas administrativamente, sin criterio de tamaño; permite una indemnización de las pérdidas de volumen de negocios correspondiente al 20 % del volumen de negocios mensual dentro del límite de 200.000 € al mes (con referencia al volumen de negocios de diciembre de 2019 o al volumen de negocios mensual medio de 2019).

Por otra parte, todas las empresas - incluidas las de Cultura - que no cierran pero que sufren una pérdida de volumen de negocios de al menos el 50 % (sector S1) o de más del 70 % (sectores S1 y S1 bis), pueden beneficiarse de una indemnización por sus pérdidas de volumen de negocios correspondientes respectivamente al 15% o 20% del volumen de negocios mensual dentro del límite de 200.000 € al mes.

El formulario de solicitud correspondiente al mes de diciembre acaba de publicarse hoy en el sitio www.impots.gouv.fr.

Además, el Gobierno ha decidido crear una ayuda complementaria que permita compensar el saldo de gastos fijos no absorbibles debido al bajo nivel de actividad. La ayuda cubrirá el 70% de los gastos fijos no cubiertos por otros productos. Está abierta a las empresas cerradas, del sector S1 y S1 bis, cuyo volumen de negocios es superior a 1 M€ por mes o 12 M€ por año. Está limitada a 3 M€ durante el período de enero a junio de 2021. La empresa deberá solicitar primero la ayuda del Fondo de Solidaridad y luego la ayuda complementaria (que tendrá en cuenta todas las ayudas ya recibidas: fondo de solidaridad, exenciones de cargas sociales, condonación de alquiler por el arrendador, ayudas sectoriales).

Las exenciones de cargas sociales patronales como la medida de compensación de las cargas sociales salariales creada a finales de 2020 que permite cubrirlas dentro del límite del 20% de la masa salarial seguirán beneficiando también a las empresas culturales de menos de 250 asalariados (sectores S1 y S1bis) que sufran un cierre administrativo total o parcial o una pérdida de CA de al menos el 50 %. Este esfuerzo inédito permite cubrir totalmente el peso de las cargas sociales para las empresas. Por otra parte, si la empresa no está sujeta directamente a una restricción de apertura pero ha perdido más del 50% de su volumen de negocios, podrá seguir solicitando una condonación de cuotas adeudadas.

Para estas mismas empresas (sectores S1 y S1bis), la actividad parcial sin restos a cargo del empleador se mantendrá en enero y febrero 2021. Este dispositivo se prolongará en las mismas condiciones hasta el 30 de junio para las empresas cerradas administrativamente y para las que deban hacer frente a una reducción de volumen de negocios de más del 80%. Para las empresas que no sean objeto de un cierre administrativo y que experimenten una reducción de volumen de negocios inferior al 80%, las empresas seguirán beneficiándose de la actividad parcial con un saldo a cargo del 15% hasta el 31 de marzo. Por último, a partir del 1er abril, el resto a cargo del 15% podrá mantenerse para estas mismas empresas si se ha celebrado un acuerdo de rama o de empresa para permitir la ejecución de la actividad parcial de larga duración; el resto a cargo pasará al 40% en ausencia de acuerdo.

Por último, a partir de enero, tras un acuerdo con la Federación Bancaria Francesa, cualquier empresa que lo solicite, cualquiera que sea su sector, podrá beneficiarse de un aplazamiento de amortización de un año suplementario para el reembolso del capital del préstamo garantizado por el Estado (PGE)sea un período de aplazamiento total de 2 años sobre el capital. El reembolso de los intereses se reanudará durante el segundo año. La duración total del PGE no podrá exceder de 6 años. Los tipos de interés de reembolso se mantendrán entre el 1 y el 2,5% para las PYME según el período de amortización retenido por la empresa, incluido el coste de la garantía del Estado.

Roselyne Bachelot-Narquin precisó como complemento de las medidas de ayuda transversales, los dispositivos específicos establecidos para la cultura, para cada sector, ya se trate de ayudas a las empresas o a las personas (fondo de salvaguardia, fondo de emergencia, mecanismos de indemnización) también se prolongarán y, en su caso, se adaptarán, con especial atención a la conservación del empleo artístico y cultural, a los artistas y a los autores.