Rima Abdul Malak, ministro de Cultura, de acuerdo con Christophe Ferrari, presidente de Grenoble Alpes Métropole, Jean-Pierre Barbier, presidente del Departamento de Isère, Laurent Wauquiez, presidente de la Región Auvernia-Ródano-Alpes, y Nicolas Klein, presidente del Centro Coreográfico Nacional, da su aprobación al nombramiento de Aina Alegre y Yannick Hugron a la dirección del Centro Coreográfico Nacional de Grenoble.

El tándem de dirección formado por Aina Alegre y Yannick Hugron se basa en su colaboración artística preexistente [en el campo de la creación], y en un proyecto compartido para el Centro Coreográfico Nacional de Grenoble, de sus complementariedades y objetivos comunes.

Juntos, quieren poner en marcha un estudio de oficios, proponer una apertura del CCN y del conjunto de las acciones en beneficio de las poblaciones y en territorios ampliados, formar un lugar depositario de experiencias comunes, con una dirección paritaria.

Aina Alegre destaca por sus cualidades de bailarina, artista y coreógrafa que conciben la creación como un terreno para «re-imaginar» el cuerpo. Después de una formación multidisciplinar en Barcelona, antes de incorporarse al Centro Nacional de Danza Contemporánea de Angers, lleva a cabo desde 2014 sus creaciones en París con su estructura de producción, STUDIO FICTIF. En 2019, fue premiada por su dúo Delicias por el premio del jurado en el concurso de danza contemporánea Podium.

Hugron cuenta con una rica trayectoria de intérprete, en particular como bailarín permanente de Jean-Claude-Gallotta en el CCN de Grenoble de 1998 a 2016, pero también como colaborador artístico, pedagogo y diseñador de vestuario de espectáculos de danza.

Aina Alegre y Yannick Hugron alimentan un diálogo artístico constante desde su encuentro en 2015 como intérpretes en el seno de la creación de Fabrice Lambert para el Festival de Aviñón, Nunca suficiente. Comparten juntos una reflexión profunda sobre la creación coreográfica, sobre sus interacciones con todas las participaciones y todos los oficios que la hacen posible -mucho más allá de la única figura del artista- y sobre el espacio que se le puede dedicar en la sociedad.

En su proyecto quieren dar una consigna: la «Reunión[s]». Reunión de los oficios de la danza sin preeminencia de la coreografía, reunión de los artistas en el cruce de las generaciones, reunión, también, de las poblaciones. Este último se destaca sobre todo por una creación con cien bailarines aficionados pero también por el reconocimiento de todo lo que tienen que aportar los habitantes del territorio del CCN. Por otra parte, imaginan el CCN como «un edificio vivo», en «corresponsabilidad» con su entorno y muy especialmente con la MC2.

Su propuesta para el Centro permitirá a Aina Alegre profundizar su investigación coreográfica, en particular gracias a la exploración de propuestas nacidas de los intérpretes. Este trabajo se llevará a cabo junto a Katerina Andreou coreógrafa instalada en la región de Auvernia-Ródano-Alpes y artista asociada para los dos primeros años de mandato de su dirección en el CCN, luego de Jan Fedinger, artista visual y escenógrafo-creador luz con sede en Alemania, sobre la segunda parte del mandato.

Aina Alegre y Yannick Hugron sucederán el 1er enero 2023 a Yoann Bourgeois, que actualmente dirige el Centro Coreográfico después de haber codirigido con Rachid Ouramdane de 2016 a 2021.

La ministra de Cultura quiere saludar a Yoann Bourgeois y Rachid Ouramdane por llevar un proyecto original que reúne las artes coreográficas y Circasianas, y por todo el trabajo realizado al servicio de los habitantes y del territorio.