En un contexto de fuerte deterioro de la situación sanitaria, el Gobierno anunció el 27 de diciembre nuevas medidas de restricciones sanitarias que afectan directamente a las salas de espectáculos y a las salas de cine.

Se han decidido medidas excepcionales de acompañamiento a los sectores afectados por la crisis sanitaria, entre las que figura el recurso a la actividad parcial. Así, los empleadores de los sectores culturales - que sufren una disminución de su volumen de negocios de al menos el 65% tendrán acceso a la actividad parcial sin ningún resto a cargo. Este acceso sin remanentes a cargo se abrirá también, sin condiciones de pérdida de volumen de negocios, para las empresas cuya actividad se vea obstaculizada por las diferentes medidas de restricción decididas (limitación de los indicadores a 2.000 espectadores, prohibición de venta de bebidas, confitería y alimentación en los ERP) o que sufren las decisiones de cierre (prohibición de conciertos en configuración «de pie»).

Frente a esta situación particular, la ministra de Trabajo, Empleo e Inserción, Elisabeth Borne, y la ministra de Cultura, Roselyne Bachelot-Narquin, decidieron también reactivar el dispositivo de acceso derogatorio ya establecido el 17 de marzo de 2020 (cuando se anunció el primer confinamiento) y el 10 de diciembre de 2020 (cuando se anunció el segundo confinamiento).

Los intermitentes se beneficiarán así del dispositivo de actividad parcial en el marco de los espectáculos anulados en el marco de la crisis sanitaria, para los cuales existía, antes del 27 de diciembre de 2021, un contrato o una promesa de contratación formalizada y cuyo inicio de ejecución estaba previsto entre el 27 de diciembre de 2021 y el 31 de enero de 2022.