Con motivo de una reunión de trabajo en torno al Presidente de la República y a los representantes de las empresas del mundo de la noche, Roselyne Bachelot-Narquin, ministra de Cultura y Alain Griset, ministro delegado ante el ministro de Economía, Finanzas y Reactivación, encargado de las Pequeñas y Medianas Empresas anunciaron que los conciertos o festivales en configuración de pie podrán reanudar el 30 de junio y que las discotecas podrán reabrirse a partir del 9 de julio prójimo.

  1. Con respecto a las discotecas:

Esta reapertura irá acompañada de un protocolo sanitario específico del sector, que se ha discutido y concertado con los representantes del sector, que prevé:

  • la presentación de un pase sanitario (régimen de vacunación completo o resultado negativo de una prueba PCR/antígeno de menos de 48 horas o resultado de una prueba RT-PCR o antigénica positiva que demuestre la recuperación de la Covid-19, de al menos 15 días y menos de 6 meses); para entrar en el establecimiento;
  • la ausencia de obligación de llevar la máscara habida cuenta del pase sanitario (sólo se recomendará);
  • un calibre del 75% para las discotecas en interior y del 100% en exterior;
  • la descarga y activación obligatoria de TousAntiCovid Signal, el cuaderno de recordatorio digital.

Estas normas se aplicarán durante el verano. Un punto de paso con los profesionales de las discotecas y del mundo de la noche se realizará a mediados de septiembre para evaluar las posibles evoluciones de las condiciones de acceso a las discotecas.

El Gobierno es consciente de que la reapertura de las discotecas con un protocolo estricto repercutirá en la reanudación de las actividades de los operadores. Estas modalidades, fruto de la concertación con los profesionales del sector, son las únicas que permiten comprometerse con una reapertura duradera de los establecimientos y segura tanto para los clientes como para los gestores.

Las ayudas a las que tienen acceso estos agentes se mantendrán para los establecimientos que no puedan reabrirse durante el verano. Las que vuelvan a abrirse se pasarán al régimen de derecho común, es decir, se beneficiarán de una salida progresiva y adaptada a su actividad en el momento de la recuperación. Seguirán beneficiándose del dispositivo costes fijos. A finales de agosto se realizará un punto de etapa para evaluar la necesidad de mantener o adaptar las ayudas para determinados sectores, como las discotecas.

 

  1. En cuanto a los conciertos y festivales de pie:
  • podrán reanudarse a partir del 30 de junio, fecha inicialmente anunciada
  • un calibre del 75% se aplicará en interior; en exterior el calibre será del 100%;
  • se exigirá un pase sanitario a partir de 1.000 espectadores, ya se trate de conciertos al aire libre o en sala;
  • el uso de la máscara será obligatorio cuando el número de espectadores sea inferior a 1000, ya sea al aire libre o en sala
  • Cuando se aplique el pase sanitario, el uso de la máscara no será obligatorio pero seguirá siendo recomendado. 
  • A mediados de septiembre se realizará un punto de etapa para evaluar las posibles evoluciones de este marco con vistas a los conciertos del otoño.
  • Los operadores y organizadores tendrán acceso al dispositivo adaptado de ayudas transversales (fondo de solidaridad, costes fijos, actividad parcial) hasta finales de agosto, para las empresas cuya actividad no se reanude normalmente. Al igual que otros sectores cuya recuperación no haya podido realizarse en condiciones óptimas, a finales de agosto se realizará un punto de etapa para evaluar la necesidad de mantener y/o adaptar las ayudas transversales.