Roselyne Bachelot-Narquin, ministra de Cultura, anuncia el lanzamiento de una misión relativa a las orquestas permanentes, cuyo objetivo es hacer un balance de la situación, formular propuestas que garanticen la perennidad de este sector y trazar perspectivas de futuro.

Las orquestas permanentes han sido objeto de una atención histórica del Ministerio de Cultura y de las colectividades territoriales, permitiendo hoy la difusión, en todo el territorio, de las obras constitutivas del patrimonio musical, de ayer y de hoy. Favorecen, por su arraigo territorial, la apropiación de estas obras por todos los públicos, refuerzan la estructuración profesional del sector musical y contribuyen a la proyección internacional de la vida musical de nuestro país.  Sin embargo, las orquestas permanentes se enfrentan a varios desafíos, ya se trate de cambios en las prácticas culturales, cambios en el campo musical en sí, o incluso cambios en la acción de los socios públicos en favor del sector cultural. Si han sabido adaptarse a estas evoluciones, parece necesario - y la crisis sanitaria actual es una razón más - refundir un pacto en torno a estas orquestas sinfónicas, entre el Estado, las colectividades territoriales y las estructuras interesadas.

Esta misión será dirigida por Anne Poursin y Pascal Dumay. Su experiencia en instituciones importantes de la música, como la Orquesta Nacional de Lyon o Radio France en particular, y su conocimiento fino de la red de orquestas permanentes serán bazas valiosas para la realización de los objetivos perseguidos.

Esta misión establecerá un diagnóstico de la vida sinfónica permanente, teniendo en cuenta la oferta artística existente, las cuestiones relativas a los públicos y a las poblaciones y la organización del trabajo. Determinará, teniendo en cuenta las realidades internacionales de este sector, los medios necesarios para la ejecución sostenible de las misiones atribuidas a las orquestas permanentes. Deberá crear las condiciones para una reflexión en la que participen las colectividades públicas y los profesionales, cuestionando tanto el papel de estas importantes herramientas de servicio público como las políticas públicas que las acompañan.

La misión relativa a las orquestas permanentes deberá articularse con la misión relativa al arte lírico llevada a cabo por Caroline Sonrier. Las conclusiones de ambas misiones se esperan para el verano de 2021.