Con profunda tristeza me enteré de la muerte de Jacques Lassalle.

 

Antiguo director del Teatro Nacional de Estrasburgo y de la Comédie-Française, formidable dramaturgo y director, era también un profesor comprometido en la transmisión de su arte.

 

Jacques Lassalle dedicó su vida al teatro. Hombre de valor, sirvió al teatro público durante medio siglo con toda la modestia y la discreción que lo caracterizaban.

 

Artesano de la apertura, fundó el Studio-Théâtre de Vitry-sur-Seine. A él se debe también la apertura del Théâtre du Vieux-Colombier al repertorio contemporáneo.

 

Hoy, el teatro francés está de luto.

 

Envío mis más cálidos pensamientos a sus hijos y seres queridos.