Con gran emoción me enteré de la muerte de Alain Kouck.

Fue una figura destacada en el mundo editorial. Desde sus inicios en el sector de la distribución hasta su cargo de presidente de Interforum-Editis, ha atribuido su nombre al desarrollo de lo que se ha convertido en uno de los principales grupos editoriales franceses.

A lo largo de esta destacada carrera, también se ha dedicado a la defensa de intereses colectivos, en particular a través de su contribución a los trabajos de la Unión Internacional de Editores, que defiende a nivel mundial valores esenciales como la libertad de publicar, del Foro de Aviñón, que reflexiona sobre el futuro de los sectores culturales y creativos, o de la asociación Culture papier, que trabaja en favor del desarrollo sostenible de la impresión.

Expreso mis condolencias a la familia de Alain Kouck y al conjunto de los asalariados del grupo Interforum-Editis.