El Comité de Representantes Permanentes (COREPER) ha aprobado hoy un mandato de negociación relativo al proyecto de directiva «derechos de autor». Este texto contiene dos avances importantes: el reconocimiento de un derecho vecino de los editores de prensa y el reconocimiento de una responsabilidad de las plataformas digitales en materia de remuneración de los creadores.

Por una parte, el acuerdo reconoce la creación, a nivel europeo, de un derecho análogo para los editores de prensa, que permite garantizar una remuneración justa y específica en la reutilización en línea de sus producciones, incluidos los breves extractos.

Por otra parte, el texto refuerza la capacidad de los creadores para ser remunerados por las plataformas digitales que explotan sus obras. Estas últimas, que hasta ahora invocaban su estatuto de simples «servidores» de los contenidos publicados por los usuarios para, ahora son consideradas responsables en materia de derechos de autor. Esta responsabilización permitirá garantizar un mejor reparto del valor entre los creadores y las plataformas que se benefician de la difusión de sus obras.

Tras 18 meses de negociaciones particularmente difíciles, la Ministra se alegra de este primer resultado, que ha permitido la movilización intensa de Francia y de sus socios.

Françoise Nyssen da las gracias a la Presidencia búlgara y a la Comisión Europea y se propone proseguir la lucha europea por la defensa de la diversidad cultural. La votación en el Parlamento Europeo sobre la revisión de la Directiva «derechos de autor», prevista para junio, constituye una próxima etapa importante. La ministra estará siempre al lado de los creadores ante los intentos de multiplicar las excepciones al derecho de autor; luchará por que la directiva les consagre un derecho efectivo a una justa remuneración en la era digital.