Otorgado desde 1989 por la familia imperial de Japón en nombre de la Asociación Japonesa de Bellas Artes, el Praemium Imperiale recompensa cada año a cinco artistas por el conjunto de su obra, en los campos de la pintura, la escultura, la arquitectura, música, teatro o cine.

Françoise Nyssen se alegra de la concesión de este premio a tres personalidades francesas, en los ámbitos del teatro y el cine, la arquitectura y la pintura.

Pierre Alechinsky, pintor y grabador franco-belga, figura del movimiento Cobra, es el autor de una obra considerable, de estilo inimitable. A lo largo de su carrera, diseñó obras que mezclaban arte y poesía, como el "Árbol azul", gran mural visible en el quinto distrito de París. Presente en numerosas exposiciones y colecciones públicas en Francia y en todo el mundo, Pierre Alechinsky también ha dejado su huella en lugares prestigiosos, como la Asamblea Nacional, el Mobiliario Nacional, el Ministerio de Educación Nacional o una de las ferias del Ministerio de Cultura, rue de Valois, para las que ha realizado encargos públicos emblemáticos.

Actriz de renombre mundial, Catherine Deneuve encarna, desde hace más de sesenta años, los papeles más emblemáticos, que le han valido un reconocimiento internacional. De los Damas de Rochefort a Piel de asno de Jacques Demy, pasando por Belle de Jour de Luis Buñuel, El Último Metro de François Truffaut hasta hace poco La Cabeza Alta de Emmanuelle Bercot, habrá trabajado con los más grandes realizadores, componiendo así un paisaje cinematográfico de una riqueza excepcional. Catherine Deneuve es hoy una figura ineludible del mundo del cine.

Christian de Portzamparc se convierte en el tercer arquitecto francés en recibir el premio Praemium Imperiale, después de Jean Nouvel en 2001 y Dominique Perrault en 2015. Primer francés en recibir el premio Pritzker, Premio Nobel de Arquitectura, Christian de Portzamparc, que le gusta decir que «la arquitectura comienza con el dibujo», ha marcado duraderamente su disciplina con logros notables, como el emblemático Conservatorio Nacional de Música y Danza de París, el Museo Hergé de Lovaina, la Ciudadela de las Artes de Río de Janeiro o, recientemente, el Estadio Arena, en Nanterre. En 2006, Christian de Portzamparc se convirtió en el primer titular de la cátedra de creación artística del Collège de France. Contribuye brillantemente a la difusión de la arquitectura francesa en el mundo. 

La concesión del premio Praemium Imperiale a Pierre Alechinsky, Catherine Deneuve y Christian de Portzamparc, confirma el reconocimiento internacional de realizaciones de calidad, y testimonia la proyección cultural de Francia en el extranjero.