Franck Riester, ministro de Cultura, ha presidido este miércoles 3 de abril el Comité ministerial para la igualdad entre mujeres y hombres en la cultura y la comunicación, en presencia de numerosas personalidades procedentes de estos sectores.

El Ministerio de Cultura, primer ministerio en dotarse de un comité ministerial para la igualdad entre las mujeres y los hombres, ha hecho de esta lucha un marcador fuerte de su acción, con el fin de promover una mayor equidad en todas sus estructuras y campos culturales.

Desde la última reunión del comité, celebrada el 7 de febrero de 2018, se han registrado importantes avances, entre ellos: el aumento de la participación de las mujeres en determinados puestos directivos, en particular en las direcciones regionales de asuntos culturales (33% son directoras y 45% directoras adjuntas, frente a 24% y 36% respectivamente en 2017); la concesión por la AFNOR de la etiqueta Diversidad a 17 establecimientos bajo tutela, de los cuales 8 también tienen la etiqueta Igualdad; la firma por 38 escuelas de enseñanza superior cultura de una carta ética; o también la firma de un protocolo de acuerdo Igualdad en noviembre de 2018 con el conjunto de las organizaciones sindicales del Ministerio de Cultura. En septiembre de 2018, en las Jornadas de la Igualdad en el Cine, el Ministerio de Cultura se comprometió también a integrar medidas de igualdad, establecer datos según el género, velar por la paridad en las comisiones y jurados, conceder una bonificación a las películas que respeten la paridad en sus equipos. Franck Riester, ministro de Cultura, quiere saludar estos grandes avances que se inscriben en la «gran causa del quinquenio» que es la igualdad entre mujeres y hombres

El Ministerio de Cultura amplía y profundiza este compromiso a través de la hoja de ruta Igualdad 2019-2022, que se centra en emprender nuevas acciones para combatir los estereotipos sexistas y hacer progresar el lugar de las mujeres, entre las que se encuentran:

-                  En el campo de la educación de imagenla representación de las mujeres y la deconstrucción de los estereotipos, en relación con los editores escolares, los autores de literatura juvenil, el sector de la publicidad, el CSA y las asociaciones interesadas;

-                  En el campo del patrimoniomediante la experimentación en museos voluntarios de recorridos de lectura genrée en las colecciones permanentes y exposiciones temporales, y mediante la apertura de una base de datos «Matrimoine» donde serán referenciadas las obras realizadas por mujeres o por talleres que incluyan mujeres;

-                  En el campo de la creación artísticael aumento de la presencia de las mujeres en la dirección de las instituciones culturales y en su programación, mediante el establecimiento de objetivos cuantitativos de progreso;

-                  En el campo de los medioscon la reciente firma en el Ministerio de Cultura de la Carta Para las mujeres en los medios de comunicación con el fin de incitar cada vez más empresas del sector audiovisual público a luchar contra la violencia sexista y el acoso sexual y a tratar todos los aspectos de las desigualdades, con la primera edición, en abril, de los Estados Generales de las mujeres periodistas, por iniciativa de la Asociación ¡Vamos a la portada!  y con el trabajo de fondo iniciado con la Conferencia de Escuelas de Periodismo sobre estos temas;

-                  En el campo del numéricoen relación con el CNC y los profesionales del videojuego, incitando a las empresas y escuelas del sector a asumir compromisos precisos en materia de igualdad en sus equipos y de sensibilización sobre los propios contenidos de los juegos; y en Internet, por la superación de los obstáculos a la expresión y al posicionamiento de las mujeres videógrafas, así como por una atención particular a los vídeos musicales.

Por último, Franck Riester, Ministro de Cultura, ha expresado con firmeza su voluntad de actuar conjuntamente con las colectividades territoriales: « La igualdad entre mujeres y hombres en la cultura es un reto político importante que debemos compartir. Deseo que las asociaciones de representantes electos acepten comprometerse conmigo en la elaboración de principios rectores comunes, que garanticen que en cualquier lugar de nuestro territorio, en la metrópoli y en ultramar, las mujeres accedan, a igualdad de oportunidades, a los medios de creación y de producción. »

Consulte la hoja de ruta Igualdad 2019-2022