Desde su creación en 1982, la Fiesta de la Música se afirma cada año como un acontecimiento importante de la vida musical francesa, e incluso internacional, ya que ahora se organiza en más de 120 países de todo el mundo. Emblema de una voluntad de compartir y de escuchar, sus principios fundadores lo inscriben naturalmente en los desafíos de una política cultural que pretende dirigirse a todas y a todos y, en particular, a quienes siguen estando hoy demasiado alejados de la cultura.

 

Françoise Nyssen, ministra de Cultura, ha querido inscribir la edición 2018 de la Fiesta de la Música en las obras prioritarias del ministerio, renovando al mismo tiempo su espíritu original. Así, la Ministra decidió dar un nuevo aliento a las festividades, reemplazando el concierto del Palacio Real en el 1er distrito de París por 6 conciertos en Regiones. Se distribuirán en varios escenarios instalados en los territorios emblemáticos de nuestro país (ruralidad, espacio periurbano, barrio político de la ciudad, ciudad media).

 

Las seis ciudades seleccionadas, en concertación con los agentes locales, son:

 

- Château-Arnoux-Saint-Auban (Alpes de Haute-Provence - Región Provenza-Alpes-Costa Azul);

- Château-Thierry (Aisne - Región Hauts-de-France);

- Marsillargues (Hérault - Región Occitania);

- Pacy-sur-Eure (Eure - Región de Normandía);

- Pierrefitte-sur-Seine (Seine-Saint-Denis - Région Ile-de-France);

- Verdun (Mosa - Región Gran Este).

 

 

Cada noche se organizará apoyándose en la experiencia de los actores culturales locales y permitirá destacar la práctica amateur, la educación artística y cultural y la diversidad de las estética musicales. La programación, que se está ultimando, se basará en cuatro puntos principales de cada ciudad:

- presentación de una acción de práctica musical realizada en el ámbito escolar;

- momento de música participativa con el público;

- primera parte proporcionada por un grupo emergente;

- concierto de clausura con un artista confirmado.

 

Coordinada por el Ministerio de Cultura, la manifestación popular y gratuita, moviliza a todos los actores, públicos y privados, del sector musical y reafirma cada año con esplendor que la música es, por excelencia, el campo artístico donde la diferencia reúne. Demuestra la fuerza de la práctica musical amateur, de la voluntad de compartir y de reunir a la población en todos los territorios de la República, en las ciudades de cualquier tamaño, zonas periurbanas o espacios rurales.

 

Encuentre toda la información en www.fetedelamusique.fr