El Ministerio de Cultura está comprometido en un enfoque voluntarista de lucha contra todas las formas de desigualdad, discriminación y violencia. A partir de 2017, fue el primer ministerio en obtener la doble certificación Igualdad profesional y Diversidad de Afnor; desde entonces, despliega para su administración, sus establecimientos públicos y las políticas culturales en el sentido más amplio del término, mecanismos para promover la igualdad entre mujeres y hombres, así como para prevenir y tratar la violencia de género y sexual.

En este marco, se ha puesto a disposición de todo el personal y los estudiantes dependientes del Ministerio una célula de escucha, activa desde 2017, para ofrecerles asesoramiento jurídico y psicológico.

También se imparte formación a todas las comunidades administrativas, docentes y estudiantes del Ministerio de Cultura para prevenir y combatir la violencia sexual y de género.

El Ministerio acompaña específicamente a las 99 escuelas de enseñanza superior artística y cultural, tanto si tienen el estatuto de institución pública nacional como si el Ministerio de Cultura sólo las tutela pedagógica.

Casi la mitad de esas escuelas ya cuentan con cartas éticas para la igualdad y la diversidad, que deben abordar obligatoriamente la prevención y la lucha contra la violencia.

En febrero de 2020, el Ministerio puso en marcha una encuesta sobre la percepción de la violencia y el acoso sexual y de género en la enseñanza superior artística y cultural. Esta encuesta, totalmente anónima, se dirigió al personal docente, administrativo y técnico de los 99 establecimientos, así como a los 37.000 alumnos que estudian en las escuelas de la Cultura (arquitectura y paisaje, arte y diseño, espectáculo vivo, cine, patrimonio).

Esta encuesta de una amplitud inédita recogió 9.404 respuestas, procedentes de las tres cuartas partes de estudiantes y estudiantes. Los resultados y los análisis se devolvieron a los equipos directivos de las escuelas, así como a los representantes y representantes del personal y los estudiantes.

Estos resultados revelan varias situaciones o hechos potencialmente graves. Las respuestas declarativas y anónimas de la encuesta nos alertan sobre la necesidad de seguir identificando procedimientos y soluciones capaces de garantizar a todos y a todas un entorno de estudio y de trabajo respetuoso.

En la continuidad del plan de acción establecido desde 2017, el Ministerio de Cultura va a acompañar a las escuelas en la aplicación de planes de acción adecuados en términos de recogida de la palabra, sanciones disciplinarias o penales si procede, sensibilización de los equipos administrativos y pedagógicos y de la comunidad estudiantil.