Con motivo del Día Internacional de la Mujer 2021, aparece la nueva edición de laObservatorio de la igualdad entre mujeres y hombres en la cultura y la comunicación que desde 2013 mide la presencia de las mujeres en la administración, las instituciones y las empresas culturales y mediáticas. Acaba de aparecer también la nueva edición de la hoja de ruta Igualdadque describe la ambiciosa estrategia del Ministerio de Cultura en favor de la igualdad entre mujeres y hombres, consagrada como «gran causa nacional del quinquenio» por el Presidente de la República.

Nacido de una voluntad de objetivar el propósito sobre el lugar de las mujeres en las profesiones, su acceso a los medios de creación y a la consagración artística y cultural, del ObservatorioEn su novena edición, permite dar cuenta de los progresos realizados desde la aprobación, en 2014, de la ley para la igualdad real entre mujeres y hombres, pero también medir las desigualdades e identificar los obstáculos que persisten. Por cuenta propia o ajena, las profesionales de la cultura perciben todavía remuneraciones inferiores a las de los hombres; sus obras son menos visibles, menos adquiridas y menos programadas que las de los hombres, y tienen menos acceso que ellos a la consagración artística.

La prevalencia de los estereotipos de género, que propician la aparición y legitimación de la violencia y el acoso sexuales y de género, se refleja en los datos estadísticos.

Debido a que la lucha por la igualdad de derechos pasa por el conocimiento de la realidad y el reconocimiento de las situaciones de discriminación, esta nueva edición de del Observatorio marca una cita importante en la agenda de la igualdad, en la base de una sociedad más justa. La dinámica se amplifica desde 2017. El progreso es constante en la mayoría de los criterios medidos en la administración y en el conjunto de las estructuras culturales y audiovisuales. La proporción de mujeres en los puestos de dirección de las estructuras culturales apoyadas por el Ministerio de Cultura, y su representación es también cada vez más paritaria en los consejos, comisiones, órganos y jurados de los oficios culturales.

Por Roselyne Bachelot-Narquin, ministra de Cultura Lamentablemente, las desigualdades entre mujeres y hombres se observan en todos los sectores de la sociedad. Desde hace nueve años, el Observatorio, herramienta estadística indispensable, permite al sector cultural y artístico salir de las aproximaciones y de la negación sobre sus propios funcionamientos internos. Este año, una vez más, los progresos son insuficientes, pero reflejan una voluntad inquebrantable de alcanzar la paridad. 

A partir de estos elementos estadísticos podemos definir dónde y cómo actuar. La hoja de ruta Igualdad 2020-2022 describe las acciones y los trabajos en curso en los servicios e instituciones dependientes de mi ministerio y en el conjunto de las políticas culturales: Quiero que el lugar de las mujeres en las carreras y en los contenidos de la cultura y de la creación progrese mucho y efectivamente, y que la lucha contra la violencia sexual y sexista sea ahora implacable. »

La nueva edición de la hoja de ruta (2020-2022) presenta, en particular, el despliegue del acondicionamiento de las ayudas públicas al respeto de compromisos concretos en favor de la lucha contra el sexismo y la violencia sexual, en los sectores de la música, cine, audiovisuales y videojuegos.

La hoja de ruta 2020-2022 presenta las diferentes acciones llevadas a cabo en torno a varios ejes principales:

  • La promoción de la igualdad en el Ministerio de Cultura;
  • La lucha contra la violencia de género y sexual en la cultura;
  • La difusión de una cultura de la igualdad en la enseñanza superior artística y cultural;
  • La mejora de la posición de la mujer en las profesiones de la cultura;
  • Una mayor proporción y visibilidad de las mujeres en los contenidos artísticos y culturales;
  • La lucha contra los estereotipos de género.

El Observatorio de la Igualdad está disponible AQUÍ

La hoja de ruta de igualdad está disponible AQUÍ