El manuscrito de las 120 días de Sodoma del Marqués de Sade y un conjunto de manuscritos autógrafos de André Breton, entre los cuales los dos Manifiestos del surrealismode la Biblioteca Nacional de Francia. Estas adquisiciones importantes son consecuencia de la denegación de certificados de exportación en 2017 de estos documentos, confiriéndoles el estatuto de "Tesoros Nacionales", y de la petición al mecenazgo lanzado por el Ministerio de Cultura para hacer posible su adquisición.

Dispositivo que permite el mantenimiento en territorio francés durante 30 meses de bienes de gran importancia patrimonial, la denegación de certificado de exportación, pronunciada en 2017 tras el dictamen favorable de la Comisión Consultiva de Tesoros Nacionales, para estos manuscritos permitió luego al Estado reunir los medios necesarios para su adquisición por la Biblioteca Nacional de Francia.

 

La prohibición de salir del territorio del manuscrito de Sade fue decidida por el Ministerio de Cultura en primer lugar habida cuenta de su importancia desde el punto de vista de la historia literaria: verdadero monumento, texto capital de la crítica y del imaginario, Sulfuroso y convertido en un clásico, ha marcado profundamente a numerosos autores, de André Breton a Annie Le Brun, de Georges Bataille a Pasolini. También es notable por el carácter excepcional de las condiciones de su producción, en la Bastilla en vísperas de la Revolución, y por sus características materiales, sorprendente rollo de más de 12 metros de largo que consta de 33 hojas pegadas a tope sobre una anchura de 11,3 cm. Este documento en todos los puntos se unirá al departamento del Arsenal de la BnF, que conserva una de las mejores colecciones del patrimonio escrito del siglo XVIII.

Este manuscrito será presentado en un coloquio en 2022, que reunirá a especialistas e intelectuales, con el objetivo de cuestionar la figura de Sade, la recepción de su obra a lo largo de los siglos y su lectura hoy.

Los manuscritos de Bretón - Pescado soluble, el Manifiesto del surrealismo y el Segundo manifiesto del surrealismo - constituyen un conjunto notable, que agrupa lo esencial de la obra teórica del autor. Textos con influencia mundial, explicitando los pasos inéditos de quienes formaron el movimiento literario más importante del siglo XX, se unen al departamento de manuscritos de la BnF, en el sitio Richelieu, haciendo de la colección de la biblioteca el más rico fondo surrealista jamás constituido, junto a los Nadja y los Campos magnéticos.

Estarán expuestos a partir del 19 de julio en la exposición La invención del Surrealismo, de los Campos magnéticos en Nadjaen el Bnf François-Mitterrand.

Estas dos grandes adquisiciones se realizaron gracias a la movilización de la BnF y del Ministerio de Cultura, con el apoyo principal de los grandes mecenas de la Biblioteca, mediante el recurso al dispositivo fiscal en favor de la adquisición de los tesoros nacionales previsto en el artículo 238bis 0A del Código general de impuestos.

El Círculo de la BnF, que reúne desde el año 2000 a bibliófilos mecenas de la institución, se ha implicado especialmente. Emmanuel Boussard respondió positivamente al llamamiento de Jean-Claude Meyer, su Presidente, para apoyar en su totalidad la adquisición del rollo de Sade. Quería así testimoniar su particular apego a la biblioteca del Arsenal, donde su abuelo ejerció la función de conservador entre 1943 y 1964.

La adquisición de los manuscritos de Breton se realizó con el patrocinio de Jean-Claude Meyer, de Alain Minc, de la Fundación Khôra - Institut de France y de Carlo Perrone. Este último se alegra también de ver el manuscrito de Sade, que perteneció a sus abuelos Charles y Marie-Laure de Noailles, unirse a las colecciones públicas. La venta de este conjunto se realizó a través del administrador judicial a cargo del fondo Aristophil, con la colaboración de la empresa de subastas Aguttes.

Este enriquecimiento excepcional de las colecciones nacionales es uno de los más importantes de los últimos años para la BnF. El Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional de Francia agradecen a los mecenas que han contribuido a la realización de estas adquisiciones.