El Ministerio de Cultura acogió este 24 de mayo la primera promoción de alumnos alternantes de la Escuela de arquitectura de la ciudad y los territorios en Marne-la-Vallée, que abrirá en septiembre de 2019 la primera formación en arquitectura por la vía del aprendizaje en Francia. En esta ocasión, la agencia Thomas Architectes firmó con uno de los futuros aprendices el primer contrato de aprendizaje en el ámbito de la arquitectura.

El Ministerio de Cultura, que ya acoge a aprendices como empleadores, ha decidido ir más lejos y abrir las formaciones de las que se encarga al aprendizaje. Esta preocupación se inscribe en una dinámica de democratización de las profesiones artísticas y culturales.

El Gobierno ha reafirmado el desarrollo del aprendizaje como una prioridad nacional. Además de la larga experiencia profesional y el apoyo que reciben los aprendices, esta forma de formación tiene la ventaja de permitir a los estudiantes percibir un ingreso mientras continúan sus estudios. Constituye, por tanto, una palanca para la inserción de los diplomados y la diversificación de los perfiles de los profesionales del mañana.

Después de un estudio de campo y con el fuerte apoyo de la profesión (Colegio de Arquitectos, rama, sindicatos), la Escuela de Arquitectura de la ciudad y los territorios en Marne-la-Vallée es la primera escuela nacional superior de arquitectura en Francia que propone esta nueva vía de acceso a los estudios de arquitectura. Así, a partir del año escolar 2019-2020, una veintena de estudiantes de 3e Año del Diploma en Arquitectura (DEEA - grado de licenciatura) constituirá la primera promoción de aprendices en esta disciplina. Serán acompañados individualmente por profesionales hasta la graduación y podrán prolongar este modo de formación innovadora para adquirir dos años más tarde su diploma de arquitecto.

El aprendizaje está en el centro del dispositivo Chantiers de France que permitirá movilizar a los diferentes actores de la formación en oficios de arte (centros de formación, liceos profesionales...) para la conservación y restauración de Notre-Dame de París.

« La apertura a la vía del aprendizaje en la enseñanza superior Cultura permite reforzar el diálogo entre los estudiantes y su futuro ecosistema. Esta primera ciertamente anuncia muchas otras en todos los campos de la creación y del patrimonio. » Franck Riester, ministro de Cultura.