Bruno LE MAIRE, Ministro de Economía, Finanzas y Soberanía Industrial y Digital, y Rima ABDUL MALAK, Ministro de Cultura, han decidido aceptar la propuesta de la Autoridad Reguladora de las Comunicaciones Electrónicas, de Correos y Distribución de la Prensa (ARCEP) relativa a la tarificación mínima de los gastos de entrega de libros.

La Ley de 30 de diciembre de 2021, destinada a reforzar la economía del libro y a reforzar la equidad y la confianza entre sus actores, denominada Ley Darcos, prevé, en particular, que el servicio de entrega de libros no puede ofrecerse a título gratuito, pero debe ser facturado respetando un importe mínimo fijado por decreto.

Esta ley mantiene el equilibrio inherente a Ley Lang de 10 de agosto de 1981 sobre el precio único del libro adaptando el sector a la era digital y restaurando una equidad entre algunas grandes plataformas de comercio en línea - que practican una casi gratuita de los gastos de envío de libros independientemente de la cantidad pedida - y toda una red de libreros que no puede igualar estas tarifas para pedidos de poco valor.

El legislador ha confiado a la ARCEP la misión de formular una propuesta en este sentido. Tras una amplia consulta pública, la autoridad reguladora propuso a los dos ministros que la tarifa del servicio de entrega definida sea de al menos 3 euros, todos impuestos incluidos, para cualquier pedido cuyo importe de las compras de libros sea inferior a 35 euros. Este precio mínimo no se aplica a los pedidos retirados en un comercio de venta al por menor de libros, librería u otro.

La propuesta de la ARCEP permite un equilibrio entre la consecución del objetivo fijado por el legislador y la preservación del mercado del libro. La tarifa de 3 euros, aplicado habitualmente para la entrega de otros productos, no parece disuadir a los compradores y el umbral de 35 euros favorece la agrupación de pedidos, gesto virtuoso en materia de transición ecológica.

Francia notificará a la Comisión Europea un proyecto de orden para dictamen. Una vez emitido, el precio mínimo entrará en vigor en un plazo de seis meses a partir de su publicación.