La ministra de Cultura, Roselyne Bachelot-Narquin, expresa su tristeza ante la desaparición del fotógrafo Frank Horvat.

Frank Horvat era un artista viajero. Nacido en Italia, de padres originarios de Europa Central, decide instalarse en Francia donde hace un encuentro decisivo para su carrera, la de Henri Cartier-Bresson, en 1950, que le anima a adoptar un Leica para aparato y a recorrer el mundo. Se convierte en periodista independiente y recorre Asia. Sus primeras fotografías en blanco y negro son notadas y publicadas. Luego se interesó por la fotografía de moda, de la que contribuyó a renovar el género, sacando a las modelos de los estudios para hacerlas posar en el metro, por ejemplo. Sus fotografías se publican en prestigiosas revistas de moda, Vogue, Harper’s Bazaar o Elle...

Su obra está representada en las mayores colecciones internacionales: Museo Nacional de Arte Moderno-Centro Pompidou, Museo de Arte Moderno de la Ciudad de París, Museo de Arte Moderno de Nueva York, Victoria and Albert Museum de Londres y mezcla géneros, fotoperiodismo, foto de calle, retrato, foto de moda, paisaje... Durante su larga carrera, Frank Horvat también presentó trabajos más personales en las exposiciones «Verdaderas Apariencias» o «Retratos de árboles». Curioso de todo, se apodera al final de su carrera del digital y de las inmensas posibilidades que ofrece a los artistas. Atento también al trabajo de los demás, publicó «Entre Vues», colección de entrevistas realizadas con sus compañeros, en particular Edouard Boubat, Helmut Newton, Sarah Moon, Josef Koudelka, Mario Giacomelli o Robert Doisneau.

La Casa de la fotografía Robert Doisneau en Gentilly presenta hasta enero de 2021 su última exposición, «Frank Horvat, París años 50».

La ministra de Cultura envía sus condolencias a su familia y a sus familiares.