Roselyne Bachelot-Narquin, ministra de Cultura, se alegra de los descubrimientos realizados con motivo de la operación de excavación de arqueología preventiva prescrita por el Estado y iniciada el 2 de febrero de 2022 en el crucero del crucero de la catedral de Notre-Dame de París.

Más allá de los elementos notables ya despejados (en particular un sarcófago antropomorfo de plomo), la excavación ha evidenciado, a 70-80 cm de profundidad, un nivel construido sobre el que descansan grandes bloques policromados atribuidos al yuba construido hacia 1230 y destruido a principios del XVIIIe siglo.

Teniendo en cuenta la importancia de este conjunto, el número y la calidad de estos elementos esculpidos, y su excelente estado de conservación, la ministra de Cultura y el general Jean-PierreLouis Georgelin, presidente del establecimiento público encargado de la conservación y la restauración de Notre-Dame de París, anuncian que las operaciones de excavación de los restos del antiguo jube podrán continuar respetando el calendario de restauración de la catedral, hasta el 8 de abril de 2022.

Cabe recordar que esta excavación fue ordenada por la DRAC Île-de-France (Servicio Regional de Arqueología) y es realizada por el Instituto Nacional de Investigaciones Arqueológicas Preventivas (Inrap)en estrecha relación con el establecimiento público encargado de la conservación y restauración de Notre-Dame de París.

Una vez concluidas las operaciones de excavación y de recogida de los restos, de acuerdo con el calendario fijado, se iniciarán los trabajos preparatorios para el montaje del andamio necesario para la reconstrucción de la flecha.