Franck Riester, ministro de Cultura, se alegra de que la Asamblea Nacional haya aprobado en primera lectura el proyecto de ley para la conservación y la restauración de la catedral de Notre-Dame de París e instituya una suscripción nacional a tal efecto.

Este proyecto de ley pretende dar un marco legal para acompañar, alentar y enmarcar el formidable impulso de generosidad que se ha desarrollado en Francia y en el extranjero y para garantizar una restauración ejemplar.

Desde el 15 de abril pasado, cientos de miles de donaciones han llegado de todas partes. Como dijo Franck Riester el viernes en la Asamblea Nacional: Estas donaciones irán a Notre Dame. Única e íntegramente a Nuestra Señora, a su conservación y restauración». El proyecto de ley garantiza a los donantes franceses y extranjeros una gestión rigurosa y transparente de sus donaciones.

Si la movilización popular es excepcional, gracias sobre todo a la acción de la Fundación de Francia, de la Fundación del Patrimonio, de la Fundación Notre Dame y del Centro de Monumentos Nacionales, es prematuro considerar que «tendríamos demasiados fondos recaudados, más de lo necesario para restaurar la catedral», recordó el Ministro a la Asamblea Nacional. Hay que concretar un gran número de donaciones. Además, aún no se ha calculado el costo total de las obras, ya que la fase de diagnóstico aún no ha comenzado.

El Ministro toma nota de la decisión unilateral de la Fundación del Patrimonio de poner fin a su colecta en favor de Notre-Dame y le agradece su participación hasta entonces en la suscripción nacional, que naturalmente continúa con la Fundación de Francia, la Fundación Notre Dame y el Centro de Monumentos Nacionales.

La restauración de la Catedral de Notre-Dame de París pretende ser un proyecto unificador, ambicioso a la altura del esplendor de esta obra maestra arquitectónica y patrimonial. Se llevará a cabo con total transparencia y en la más amplia concertación. El Ministro de Cultura ha recordado en esta materia su ambición: preservar el interés histórico, artístico y arquitectónico de este símbolo de Francia.