Roselyne Bachelot-Narquin, ministra de Cultura, se congratula de la adopción por el Parlamento del proyecto de ley relativo a la restitución o la entrega de determinados bienes culturales a los derechohabientes de sus propietarios víctimas de persecuciones antisemitas. Tras su aprobación por la Asamblea Nacional el 25 de enero, el Senado votó a favor del texto el 15 de febrero de 2022.

La Ministra de Cultura agradece a todos los diputados y senadores el trabajo de calidad realizado sobre este proyecto de ley y el notable consenso que ha acompañado los debates relativos a este texto, permitiendo su adopción por unanimidad por cada una de las cámaras.

La rápida aprobación de este texto histórico demuestra el compromiso absoluto del Gobierno y de los parlamentarios en favor de la reparación de las consecuencias de las persecuciones antisemitas de la segunda guerra mundial.

La ley permitirá la restitución o la entrega de quince obras de las colecciones públicas - catorce obras de las colecciones nacionales y una obra de las colecciones de la ciudad de Sannois - expoliadas por los nazis a sus propietarios judíos, o adquiridas por el Estado durante la ocupación en condiciones turbulentas.

Se devolverán a los derechohabientes de sus propietarios expoliados el cuadro Rosas bajo los árboles de Gustav Klimt, vendido bajo coacción en agosto de 1938 en Viena por Nora Stiasny, el cuadro El Padre de Marc Chagall, robado a David Cender en Lodz, Polonia, en 1940, así como el cuadro Cruce de caminos en Sannois de Maurice Utrillo, robado a Georges Bernheim en París en diciembre de 1940. Además, doce obras de Jean-Louis Forain, Constantin Guys, Pierre-Jules Mène, Henry Monnier y Camille Roqueplan serán entregadas a los derechohabientes de Armand Dorville debido al contexto cuestionable de su adquisición por los museos nacionales en 1942, en una venta pública administrada provisionalmente por la Comisaría General de Asuntos Judíos.

Esta primera ley de restitución de bienes expoliados y de entrega de obras adquiridas en circunstancias cuestionables a víctimas de persecuciones antisemitas, da testimonio del fortalecimiento del compromiso del Estado en el trabajo de trazar el recorrido seguido entre 1933 y 1945 por las obras que entraron en las colecciones públicas durante o después de este período. La búsqueda de procedencia, que se desarrolla hoy en día en los museos, es una prioridad del Ministerio de Cultura.

La Ministra agradece todos los servicios del Ministerio de Cultura y los museos públicos - museo de Orsay, museo del Louvre, castillo de Compiègne, museo nacional de arte moderno, museo de arte e historia del judaísmo, museo Utrillo-Valadon - que conservaban estas obras, así como la Comisión para la indemnización de las víctimas de expoliaciones y la ciudad de Sannois, por su acción decisiva en favor de este acto de justicia y dignidad que constituye la restitución y la entrega de estas obras de arte.

La Ministra saluda a las familias y derechohabientes de los expoliados y víctimas de persecuciones antisemitas y les agradece los trabajos de investigación que ellos mismos han realizado.

Por otra parte, conviene recordar que, además de esta primera ley relativa a obras pertenecientes al dominio público, las restituciones de obras denominadas «Museos nacionales recuperación» (MNR), remanente de las obras traídas de Alemania después de la Segunda Guerra Mundial, que no forman parte de las colecciones nacionales, prosiguen regularmente: desde 1950 se han devuelto 178 obras, 54 de ellas en los últimos cinco años.

El Estado escucha a los descendientes de las víctimas; estas obras de arte les pertenecen legítimamente, en memoria de sus antepasados.