Con más de 7000 millones de euros de pérdidas en 2020, el sector de la creación artística, compuesto por el espectáculo vivo y las artes visuales, se ha visto particularmente afectado por la crisis sanitaria. El Ministerio de Cultura ha creado una serie de ayudas y dispositivos para apoyar a los actores de este sector.

En 2020, el Ministerio de Cultura movilizó más de 176 millones de euros durante la crisis sanitaria para apoyar a las instituciones, los equipos, los artistas y los creadores más frágiles, como complemento de los dispositivos de ayudas transversales establecidos por el Gobierno.

En primavera, durante el confinamiento, se tomaron medidas para ayudar con urgencia a los actores más afectados, con un importe de 92 millones de euros

  • Creación de fondos de emergencia para las empresas de espectáculos animados musicales y teatrales en gran dificultad financiera, gestionados por el Centro Nacional de la Música (CNM) y por la Asociación para el Apoyo del Teatro Privado (ASTP), por un total de 66 millones de euros;
  • Puesta en marcha de un plan de emergencia para las artes visuales por un importe de 3,27 millones de euros, para apoyar el mercado del arte fuertemente afectado por las medidas de cierre de los lugares de acogida del público, conceder ayudas de urgencia a los artistas plásticos y apoyar la tesorería para las estructuras no certificadas, en todo el territorio;
  • Pago de ayudas urgentes a los operadores nacionales de la creación en riesgo de ruptura de tesorería (13 millones de euros);
  • Creación de un fondo festival dotado de 10 millones de euros en PLFR3 para apoyar los festivales debilitados financieramente mediante la anulación y aplazamiento de las ediciones 2020;
  • Pago de la totalidad de las subvenciones del Ministerio a las etiquetas, lugares y equipos por anticipado desde los primeros días de confinamiento, cualquiera que sea la actividad del beneficiario.

Además de estas medidas adoptadas durante el confinamiento, el Ministerio refuerza su apoyo mediante la aplicación este otoño de medidas por un importe de 84 millones de euros:

  • El deshielo integral de la reserva de precaución (27 millones de euros), para continuar el acompañamiento financiero de las redes, etiquetas y equipos artísticos más frágiles, teniendo en cuenta su situación financiera y el efecto de los demás dispositivos públicos (actividad parcial, exención de cotizaciones patronales). En el marco de esta descongelación de créditos, se aplican tres medidas: 
  • La compensación de la actividad parcial para los Establecimientos Públicos de Cooperación Cultural (EPCC) que han sido excluidos: esta medida está siendo evaluada entre los DRAC y los establecimientos afectados; se abonará durante el mes de octubre;
  • Apoyo específico a los teatros no cubiertos por el Fondo de emergencia confiado a la ASTP (Bouffes du Nord, Rond-Point...);
  • El refuerzo de los medios del fondo de profesionalización gestionado por Audiens, por un importe de 5 millones de euros, para acompañar a los profesionales del espectáculo que no han podido beneficiarse de «el año blanco» (cuyo coste se estima en 949 millones de euros).
  • Un fondo de compensación de las pérdidas de ingresos de taquilla relacionadas con las limitaciones sanitarias de distancia física: anunciado por el Primer Ministro y la Ministra de Cultura el 27 de agosto de 2020, este mecanismo tiene por objeto facilitar la reanudación de la actividad de las salas de espectáculos y de cine, a pesar del contexto incierto y difícil vinculado a la situación sanitaria. Está dotado de un presupuesto total de 100 millones de euros, de los cuales 50 millones se destinarán a las salas de espectáculos musicales (40 millones de euros), teatral (8 millones de euros) y a los autores (2 millones de euros) que permiten el pago directo de los derechos de autor a las entidades de gestión colectiva (SACD y SACEM) en caso de fallo de las estructuras de difusión.
  • Un fondo específico de compensación para apoyar la reanudación de la actividad de las estructuras de música clásica y contemporánea a pesar de la limitación de los indicadores: creado en el CNM, este fondo se beneficiará de una primera dotación de 2 millones de euros que se movilizará a partir del otoño de 2020.
  • Por último, el Estado apoya a los autores, contribuyendo a la extinción de las deudas de derechos de autor que se crearon en 2020, antes de la creación del fondo de compensación. A tal fin, se pondrá en marcha una dotación de 5 millones de euros que permitirá a la SACD y a la SACEM pagar los derechos de autor no pagados, aliviando las estructuras endeudadas y beneficiando a los autores.

A partir del 1 de enero de 2021, gracias al Plan de Recuperación, el Estado dará prioridad al relanzamiento de la actividad del sector creativo y al apoyo al empleo artístico, con 469 millones de euros de créditos movilizados durante dos años, de los cuales 353 millones de euros a partir de 2021 

Estas medidas son de varios tipos:

La prolongación en 2021 de las ayudas de urgencia concedidas al sector:

  • abundante del fondo de solidaridad en beneficio de los intermitentes no cubiertos por el año blanco (7 millones de euros);
  • abundante de los dispositivos de emergencia destinados a los creadores y lugares de exposición para las artes visuales (6 millones de euros);

Medidas de apoyo a la reanudación de la actividad:

  • fomento de la reanudación de la actividad de los teatros privados mediante la reasignación del fondo de emergencia para el espectáculo vivo no musical de la ASTP (10 millones de euros);
  • refuerzo de los medios del CNM por un importe de 200 millones de euros para el sector musical en su conjunto.

Un apoyo a los artistas y creadores gracias a un programa excepcional de control artístico en todos los ámbitos (artes visuales, literatura, espectáculo vivo, etc.) por un importe de 30 millones de euros durante dos años, para dar un nuevo impulso a la creación, dedicado prioritariamente a los jóvenes creadores.

La reactivación de la programación de espectáculos vivos en todo el territorio, gracias a un acompañamiento de las etiquetas y redes, de los lugares de difusión, de las empresas, en concertación con las colectividades territoriales. Esta dotación de 30 millones de euros durante 2 años se estructurará en torno a tres ejes:

  • Un apoyo a la producción y difusión de espectáculos de sellos y otros lugares, dar prioridad a las estructuras subvencionadas más dependientes financieramente de sus recursos propios (taquillas, ingresos comerciales);
  • Un acompañamiento financiero más sostenido de equipos independientes más debilitados por la crisis, destinadas a compensar sus pérdidas de recursos propios (vinculadas a las cancelaciones de giras o a la disminución de los productos de cesión) y a reactivar su actividad de creación mediante un refuerzo excepcional de las ayudas a los proyectos;
  • Apoyo a los festivales de cine para acompañar la organización de las ediciones 2021 de los festivales más afectados por la crisis sanitaria y prolongar así el apoyo financiero prestado en 2020 a los organizadores de festivales (5 millones de euros).

Una dotación de 30 millones de euros complementaria se dedicará específicamente a la reactivación del espectáculo vivo musical clásico y lírico. Dirigido por los DRAC, este plan de dos años acompañará la reanudación de la actividad de los artistas, conjuntos y orquestas para favorecer la aplicación de programas ambiciosos, la financiación de nuevas creaciones musicales y relanzar el empleo de los equipos artísticos.

Un acompañamiento a la reanudación de la actividad y a la inversión de los establecimientos y operadores públicos de creación (Ópera Nacional de París, Comedia Francesa, Filarmónica de París, Palacio de Tokio, etc.) que se han visto duramente afectados por la crisis de la covid-covid19 como otras instituciones creativas. El Ministerio de Cultura velará muy especialmente por que las ayudas concedidas (importe total 126 millones de euros durante 2 años) a las instituciones, lugares y operadores nacionales apoyen también el empleo de los artistas y de los técnicos del espectáculo, así como su justa remuneración.

También se desplegará un fondo específico para favorecer la normalización y la transición ecológica de los edificios de las instituciones de la creación en la región, por 20 millones de euros durante 2 años. Estas inversiones permitirán también financiar la transición digital de los teatros y de los lugares de exposición de artes visuales.

Además de estas medidas excepcionales de apoyo y recuperación, el Estado continuará en el marco del PLF2021 para reforzar la presencia de los artistas en todos los territorios, con 22 millones de euros de medidas nuevas 

Con una dotación de 15 millones de euros (12 millones de euros para el espectáculo vivo y 3 millones de euros para las artes visuales), la prioridad para 2021 será reconstituir los márgenes artísticos de las etiquetas, continuar el acompañamiento de las etiquetas en curso, y alcanzar progresivamente los niveles de compromiso que el Estado se ha fijado con respecto a las etiquetas para la correcta ejecución de sus misiones, en el ámbito del espectáculo vivo y de las artes visuales.

En este marco, el Ministerio de Cultura acompañará también la reforma de las ayudas a los equipos independientes que debería finalizarse a finales de 2020, velando por garantizar una diversidad de estéticas de los equipos artísticos acompañados, y adaptar mejor los niveles de subvención a los proyectos artísticos.

También se reforzarán los medios concedidos a la política en favor de las residencias artísticas para dar mayor legibilidad a la oferta de residencia artística, favorecer las residencias de más larga duración y el desarrollo de asociaciones de coproducciones más sólidas.

Por otra parte, los recursos asignados al Fondo Nacional para el Empleo Permanente en el Espectáculo (FONPEPS) se reforzarán con 5 millones de euros suplementarios en PLF 2021 sobre el programa 131. Estos medios complementarios permitirán acompañar el aumento en potencia del nuevo dispositivo reformado a finales de 2019 y destinado a reducir la precariedad de los artistas y técnicos intermitentes, favoreciendo en particular las contrataciones de duración indeterminada y la prolongación de los contratos.

En el año 2021, se movilizarán 375 millones de euros adicionales para el espectáculo vivo y la creación.