Señoras y señores diputados,

Señor diputado y presidente de la asociación ExpoFrance 2025,

Señoras y señores directores:

Damas y caballeros,

 

El Presidente de la República apoya la candidatura de Francia a la Exposición Universal de 2025. Es una oportunidad excepcional para la construcción del Gran París y para la proyección de Francia.

Una oportunidad excepcional también para la difusión de nuestra cultura.

Nadie puede decir hoy qué será la Francia de 2025, pero qué entusiasmo por la idea de invitar al mundo a casa, por la idea de poder sorprenderlo de nuevo y mostrarle lo mejor del sueño francés.

 

Hace mucho que soy el trabajo de Jean Christophe Fromantin.

Ya en el digital, en el comercio exterior después, hoy en el Ministerio de Cultura y Comunicación, he visto crecer en cierto modo la candidatura francesa.

 

Hay en esta candidatura los ingredientes de un nuevo orgullo francés. Orgullo basado en la creatividad, la innovación, la inteligencia, la belleza.

 

Qué proyecto más hermoso para nuestro país, qué mensaje de confianza más hermoso que querer acoger al mundo, querer hablar con él y hacerlo hablar acercando a los pueblos; la exposición universal puede ser un momento de concordia, de fraternidad, la imagen de una Francia confiada, sonriente, inteligente, diversa, un momento clave también de apertura al mundo.

 

¡Qué formidable ambición colectiva en este proyecto, a la vez vigorizante y unificadora para toda una generación de artistas, arquitectos, urbanistas, diseñadores, empresarios!

 

Un importante trabajo de preparación y movilización en torno a esta candidatura ya ha sido realizado por representantes de Francia, pienso en Bruno Le Roux y Luc Carvounas y por la asociación France Expo 2025, presidida por el señor Jean-Christophe Fromantin. Quiero saludar aquí este trabajo de la sombra, que permite hacer posible hoy una candidatura francesa original y ambiciosa.

 

En adelante, conviene dar a esta candidatura francesa todas sus posibilidades de éxito y, para ello, federar al conjunto de actores cuya contribución es indispensable para que Francia sea elegida como país organizador de la exposición universal de 2025.

 

Como ustedes saben, el dispositivo de apoyo del Estado a la candidatura francesa será llevado por Pascal Lamy, que fue designado para este cargo el pasado 14 de abril. Pascal Lamy ha aceptado asumir la responsabilidad de dirigir y dirigir por cuenta del Estado este gran proyecto movilizador y unificador.

 

A partir de ahora, le corresponderá coordinar la preparación del expediente de candidatura de Francia, para responder a las exigencias fijadas por la Oficina Internacional de Exposiciones.

 

A su lado, la participación de todos los ministerios y servicios del Estado debe ser total.

 

Deseo que el Ministerio de Cultura y Comunicación desempeñe un papel central, gracias a su formidable red de establecimientos y museos, gracias a sus direcciones generales, cuyos representantes hoy aquí presentes, doy las gracias también a los DRAC, escuelas de arte, escuelas de arquitectura presentes en todo el territorio.

 

Este ministerio tiene un papel determinante que desempeñar en la movilización de los artistas y del mundo de la cultura; quiero que la joven creación se apodere de la expo universal para convertirla en objeto de reunión, una ambición común, un horizonte.

 

La exposición universal debe ser la exposición de la joven creación francesa.

 

Como puede ver, señor Fromantin, la determinación del Gobierno, del Ministerio de Cultura y Comunicación es total.

 

Cuando usted me propuso venir a presentar en preestreno aquí, en la rue de Valois, el trabajo de su asociación sobre la candidatura francesa, le dije naturalmente que sí, pues me parecía que éramos un socio natural de esta candidatura. Haber aceptado hacerlo, en vísperas de la proyección mañana de la película oficial de la candidatura francesa, nos alegra aún más, y testimonia la importancia que concede al Ministerio de Cultura en el dispositivo.

 

Antes de concederos la palabra, y de daros las gracias por el trabajo realizado, a vosotros y a todos los equipos de la asociación que presidís, Quiero decirles que, al igual que ustedes, comparto la idea de que Francia sólo ganará esta competición si está fuertemente movilizada y unida a todos los niveles, Estado y sociedad civil.

 

Gustave Flaubert trataba en su Diccionario de las Ideas recibidas la Exposición como un "tema de delirio del siglo XIX". Hermosa perspectiva en realidad; deseo que esta locura creativa se apodere de nuevo de nuestro país y de París.

 

Le doy las gracias.