Señoras y señores ministros, queridos colegas,

Señoras y señores elegidos,

Damas y caballeros,

Queridos amigos:

Francia es quizás el único país que olvida que es un país francófono. Más bien, quiso olvidarlo durante mucho tiempo. Negarlo. Porque estábamos incómodos. Porque la palabra francofonía rimaba con colonia. El error sería dejarlo ahí.   No tocarlo, por miedo a hacer mal. De decir mal. Pero, finalmente, sería dejar la francofonía en el pasado. Nuestra responsabilidad es precisamente convertirla en una política del presente, en una política del futuro. Y el presente y el futuro, para Francia, es la apertura.

No es el repliegue. No es el desprecio. Es el diálogo. Es la diversidad cultural. Nuestra lengua es el primer vector. La lengua francesa es un espacio que no conoce fronteras. Que no conoce nacionalidad. Espacio para compartir. Intercambio. De encuentro. Este idioma es una oportunidad. La oportunidad de acceder a otras culturas. La oportunidad de enriquecerse, gracias a otras literaturas, de otras maneras de ver, de pensar. Nos permite construir puentes, con el mundo entero, sobre el cual circulan ideas, saberes, obras... puentes de doble sentido. Estoy aquí para apoyarlos. Construirlos. Multiplicarlos. Con mis colegas del Ministerio de Europa y de Asuntos Exteriores - Jean-Yves LE DRIAN, Jean-Baptiste LEMOYNE. Con Leía SLIMANI, a quien saludo cordialmente. Hemos establecido una complicidad muy particular desde nuestro primer encuentro. Me alegro de ello.   Me alegra que la francofonía pueda contar con su talento, su compromiso.

Tenemos mucho que hacer. En primer lugar, deseo tender puentes para que nuestra cultura se enriquezca de los artistas francófonos llegados de otros lugares. Muchos lugares y manifestaciones se comprometen, en todo el territorio, a honrarlos.

Quiero que les permitamos ser más visibles, más audibles, más accesibles. Son ellos los que mantienen vivo el idioma. La francofonía es Léopold SÉDAR SENGHOR que entra en la Academia francesa... Son Assia DJEBAR, Amin MAALOUF o Dany LAFERRIÈRE, que siguen sus pasos... Es Alain MABANCKOU quien da su lección inaugural en el Collège de France... Esto es lo que da sentido a la francofonía.

Eso es lo que le da cuerpo. Esto es lo que le hace dar grandes pasos. Francia debe promover la diversidad de las voces francófonas. Apoyo los lugares y eventos que los llevan. Pienso en el Festival de las Francofonías en Limousin, por ejemplo, donde fui en septiembre pasado.

Deseo que los lugares certificados y las instituciones del Ministerio de Cultura se comprometan más. Que pongan al honor las obras y los artistas de todo el espacio francófono. Deseo que la francofonía irrite nuestras salas de exposición, nuestras escenas, nuestros teatros. Tiene vocación de estar en todas partes. No enclavada en algunos lugares dedicados. Pero en todas partes. Deseo dar espacio a los artistas francófonos que vienen de otras partes.  

Os anuncio que hoy encomiendo una misión a Xavier NORTH y a Paul de SINETY.   De aquí a junio se me encargarán propuestas sobre la forma de mejorar la política del Ministerio para el apoyo y la difusión de los artistas de expresión francesa en los lugares que apoyamos, en todo el territorio. 

Como saben, la reactivación de la política cultural en favor de la francofonía está en el centro de mis prioridades. En el marco de un trabajo gubernamental coordinado, ésta debe traducirse en particular en una mejor consideración de las condiciones de creación y de exposición en Francia de los artistas de expresión franceses venidos del mundo entero.

Esta misión debe permitir consultar a los diferentes actores. Hay que explorar numerosas pistas: becas, residencias, refuerzo del apoyo a la producción, de la duración de exposición de las obras, de los tiempos de encuentro con los públicos, con los programadores... Y más allá de los medios, espero también recomendaciones para reforzar la conciencia lingüística y el vínculo con el mundo francófono de nuestros conciudadanos.

Y puesto que la francofonía está hecha de puentes de doble sentido, deseo, paralelamente, reforzar el acompañamiento de las voces francesas en el extranjero. El sector audiovisual público desempeña un papel importante a este respecto. La difusión de la lengua y de la creación francesas forma parte de sus grandes misiones.

El Ministerio de Cultura se compromete y seguirá comprometiéndose - a través de sus operadores y más allá - para apoyar a los autores, periodistas, cantantes, cineastas, actores... que llevan sus obras a nivel internacional. En nombre del multilingüismo. En nombre de la diversidad cultural.

Damas y caballeros,

Esta Conferencia es un momento doblemente importante para la francofonía. Porque la honra. Porque marca nuestra ambición en este país. Y porque debe hacer surgir propuestas, ideas para el futuro. Estáis aquí para llevarlos. Os deseo intercambios fructíferos. Y un día muy hermoso.

Le doy las gracias.