Querido Robin Renucci:

Queridos representantes de la asociación Escenas de infancia-Assitej Francia,

Querida Marion Rousseau:

Querida Genevieve Lefaure:

Estimados socios de esta segunda edición del 1er junio de las escrituras teatrales juventud»,

Querido Antonio Díaz-Florián, que nos acoge en la Espada de Madera,

Queridos equipos de los teatros de Cartoucherie,

Me alegro de estar con vosotros con ocasión de la segunda edición del 1er Junio de las escrituras teatrales jóvenes» que reúne, en toda Francia, así como en Bélgica y en Quebec, un centenar de proyectos y más de 300 autores, compañías o lugares culturales y educativos.

Recientemente, Catherine Frot confiaba, en una entrevista, que siempre guardaba con ella una frase de Louis Jouvet.

«Cada vez que leo esta frase, me estremezco».

Jouvet dice «Se hace teatro porque se tiene la impresión de no haber sido nunca uno mismo y al fin se podrá serlo. »

Esa frase es fantástica.

Virtudes de la escena, de la ilusión cómica como herramienta de verdad. Virtud del teatro como herramienta de emancipación.

Como usted sabe, el Presidente de la República ha dado prioridad a la juventud.

Esto viene de lejos, porque esta promesa de emancipación a través de la cultura está en el corazón del proyecto político de la izquierda, que no puede alejarse de ella salvo para traicionarse.

Cuando los niños, los adolescentes trabajan con los artistas, se enriquecen mutuamente. Los niños aprenden los unos de los otros y adquieren confianza.

Mediante la construcción de la mirada crítica se construye la autonomía.

Por tanto, es indispensable apoyar las escrituras y los repertorios dedicados a la infancia y a la juventud.

Es la que promueve la emancipación.

Para responder mejor a este reto de ciudadanía, desde 2012, los recursos financieros dedicados por el Ministerio de Cultura a la educación artística y cultural han aumentado en un 80%.

Se ha confiado una misión al Alto Consejo de Educación Artística y Cultural, para redactar una carta de la educación artística y cultural que se presentará en julio próximo en Aviñón.

Además de las numerosas acciones de educación artística y cultural llevadas a cabo por el conjunto de los actores culturales, por el sector de la educación popular, por los profesores y los militantes, de los que todos formáis parte, se han tomado iniciativas para facilitar el acceso de los más jóvenes a la cultura: pienso en la instauración de la tarifa única de 4€ para los menores de 14 años en el cine, pienso también en el dispositivo del CNC que se apoya en el servicio cívico para relanzar los cines-clubes en los liceos, pienso en la operación estival «Partir en libro» para la juventud. Pienso también en los museos del 21e siglo para los que acabo de lanzar una reflexión, con uno de los temas que es el papel del museo en la educación ciudadana. Por último, quisiera hablar, porque también afecta a la juventud y a la escritura de la que hablamos hoy, las bibliotecas van a poder abrir el domingo. Esto es importante porque son lugares de encuentro del público con la cultura, lugares donde se teje el vínculo colectivo y la ciudadanía.

También acabo de anunciar esta tarde la ampliación del proyecto Demos, llevado por la Filarmónica de París, que se basa en la práctica orquestal para niños de entre 7 y 12 años en los barrios menos favorecidos.

Después de 18 meses de espectáculos, de encuentros «La Belle Saison de l'enfance et de la jeunesse» ha terminado. Generación Belle Saison toma el relevo.

«Esta primera Belle Saison» ha dado un nuevo impulso al trabajo realizado en el ámbito del espectáculo vivo en beneficio de los niños y adolescentes.

En particular, también quiero reconocer el trabajo de Escenas de la infancia - Assitej Francia, ahora reunidos.

Quiero dar las gracias a las y a los que han invertido durante 18 meses en más de 1000 proyectos, tanto en Francia como en el extranjero.

El acercamiento de vuestras dos estructuras en una sola asociación permite reforzar aún más la acción en favor de la infancia y la juventud, llevada a cabo por los profesionales del sector.

En efecto, deseo que vuestra nueva asociación amplíe su campo de intervención a todas las disciplinas del espectáculo vivo y de las artes plásticas, e incluso más allá, uniendo a los profesionales de la difusión y de la producción, los activistas de la educación artística y cultural y los actores de los proyectos educativos y del desarrollo social. Para ello dispondrá de medios reforzados del Ministerio de Cultura.

Porque hoy, después de esta hermosa efervescencia, se trata de iniciar concretamente la continuación con el proyecto «Generation Belle Saison», para consolidar y desarrollar la creación destinada al público joven.

He tomado varias decisiones en este sentido.

En primer lugar, en el marco del nuevo dispositivo para las «compañías de proyección nacional e internacional» ayudas nuevas permitirán apoyar, a partir de 2016, de manera significativa, a dos compañías comprometidas para la creación en dirección del público joven,

Se trata del Teatro del Faro dirigido por Olivier Letellier y de la Compañía Arcosm, codirigida por Thomas Guerry y Camille Rocailleux.

A través de estos artistas, quiero saludar a todas las compañías que se dedican especialmente a la juventud. Y podría citar también el trabajo de Joël Pommerat, Phia Menard o Les Talents Lyriques...

Otros equipos serán seguidos con atención por los DRAC, en relación con los comités de expertos que deberán tener más en cuenta en el futuro las solicitudes de los artistas que decidan dirigirse a la juventud. A partir de este año, en el marco de las nuevas medidas que acaban de ser arbitradas y delegadas en DRAC, se han elegido también residencias artísticas y talleres de fabricación artística para su acción en favor de la infancia y la juventud. Pienso, por ejemplo, en el Teatro de Morlaix, en el Grand Bleu de Lille, en el espacio Villeret de Tours, en la Scène pour la marmaille de Limoges o en la Scène nationale du Jura.

Luego, para retomar otra de las medidas preconizadas, he decidido constituir, a partir de escenas pactadas que ya tienen experiencia en este campo, un nuevo sello «art, infancia y juventud» que constituirá una red privilegiada de referencia para la creación destinada a la juventud.

«Generation Belle Saison» debe también consolidar las redes de cooperación para la producción y la difusión.

En esta perspectiva, deseo que se alienten y acompañen las plataformas profesionales constituidas o en proceso de constitución en cada Región: he pedido a los DRAC que velen por ello; también les corresponderá solicitar a los entes locales y regionales que participen en las reflexiones y dinámicas de estas plataformas.

Por último, he decidido acompañar la creación del sello «Generation Belle Saison» que se concederá cada año a 5 a 6 proyectos, identificados por estas plataformas y llevados por equipos artísticos que harán la elección de la juventud.

Estas medidas deben regar todos los territorios. En este sentido, he enviado una circular a los DRAC, con fecha de hoy, 1er junio 2016.

Queridos amigos:

Para situar verdaderamente el encuentro con los artistas y la relación con la creación en el centro de la educación, deseo también desarrollar las residencias artísticas en la escuela.

Presentaré este proyecto a la Ministra de Educación Nacional, para que pueda aplicarse a partir del próximo año escolar.

Esta operación movilizará a artistas de todos los campos de la cultura para proponer tiempos de presencia y creaciones para y con los niños, en el recinto de los establecimientos escolares.

También he pedido a mis servicios que dirijan el nuevo compromiso del Estado en los conservatorios, prestando especial atención a los proyectos de educación artística y a la diversidad social, velando por apoyar, las asociaciones establecidas por estos conservatorios con los agentes culturales y educativos locales. Es una de las 23 medidas preconizadas para construir la Generación Hermosa temporada.

Por otra parte, deseo que la nueva asociación constituida organice y lleve a cabo una cita anual a iniciativa del Ministerio de Cultura y Comunicación, a fin de crear un tiempo de intercambio entre artistas e investigadores de todos los horizontes disciplinarios (psicología, filosofía, estética, neurociencia, ciencias de la educación...)

Por último, quiero citar también la seguridad de la práctica amateur que acabo de defender en el Parlamento, en el marco del proyecto de ley Libertad de creación, arquitectura y patrimonio. Esta práctica amateur es un factor importante de democratización cultural, especialmente entre los jóvenes. Por otra parte, hemos creado una sección dedicada a la juventud en el Fondo de fomento de las iniciativas de aficionados, de los cuales el 40% son menores de 25 años. La dotación para esta sección juvenil se desarrollará en 2016 y 2017.

Como ven, la ambición es grande para apoyar las iniciativas en favor de la infancia y de la juventud.

Podéis contar con el compromiso del Ministerio de Cultura y Comunicación, y con el de la Educación nacional, de la enseñanza superior y de la investigación, junto con los que abren la cultura a las jóvenes generaciones.

Es la sociedad del mañana a la que contribuimos así a dar forma. Una sociedad humana, abierta, y una sociedad de pusilanimidad, de repliegue, de ignorancia. Una sociedad de imaginación rica, generosa, alimentada.

Como dijo usted en verso querido Robin Renucci el 23 de enero de 2014 en Nantes:

Favorecer, en todas partes, la lengua simbólica

La que deja espacio a la interpretación,

Al sueño, al pensamiento, a las imágenes que nacen

A través de las historias, a través de los recuerdos que dejan,

Hoy me parece una misión urgente.

Gracias a todos por vuestro compromiso.