Querida Isabelle Giordano:
Señoras y señores:
Es un placer participar en este primer Foro Emprendedor en Cultura organizado por el Ministerio de Cultura y Comunicación. En el contexto actual, este acontecimiento es esencial porque nos recuerda que si la cultura es el crisol de la ciudadanía y un vector de emancipación y de libertad, es también una formidable palanca de crecimiento y desarrollo para nuestros territorios. La cultura es un sector de esperanza, fuente de empleo, innovación y atractivo para nuestro país.
Con este Foro, afirmo con fuerza, siguiendo los pasos de Jack Lang: «cultura y economía, ¡misma lucha! ». Con este Foro rechazamos la oposición entre cultura y empresa que ha perjudicado a todo el sector. ¡Recordamos que el empresario es un creador y que la cultura necesita empresarios!
La cultura necesita a los empresarios porque ellos también saben proponer soluciones innovadoras a los retos fundadores de nuestras políticas culturales. Pueden recrear el vínculo con el público, llegar a públicos alejados de la cultura, gracias a los nuevos usos.  
Con este Foro he querido también hacer hincapié en la diversidad de los empresarios de la cultura: artistas, artesanos, asociaciones, empresas y empresarios sociales y solidarios del sector cultural, están en el centro de la creatividad y la diversidad empresarial de nuestro país. ¡Esta diversidad es una oportunidad!

Por último, con este Foro he querido fomentar la visibilidad y el reconocimiento del espíritu empresarial cultural. Hay que promover la economía de la cultura y ganarse la confianza de los inversores. Con demasiada frecuencia, el empresariado cultural sufre el desconocimiento y la desconfianza de los inversores: debemos repetir con fuerza que la cultura es un sector de futuro que contribuye al 3,2% del PIB. Es decir, el peso acumulado de la agricultura y de las industrias agroalimentarias; ¡esto está lejos de ser insignificante!
Queridos empresarios, queridos amigos:
Quiero darles las gracias por ser tan numerosos en la cita del emprendimiento cultural. Quiero saludar a la Dirección General de Medios de Comunicación e Industrias Culturales por su movilización a lo largo de este Foro: 3 días para acoger 33 mesas redondas y 3.000 participantes, ¡es un verdadero éxito, casi una hazaña!
Me complace poder decir unas palabras en la introducción de esta mesa redonda dedicada al desarrollo internacional del espíritu empresarial cultural, que es un activo importante para la proyección cultural de nuestro país.
Los empresarios culturales que contribuyen al atractivo y a la innovación de nuestro país son formidables embajadores de la cultura francesa en el extranjero: infunden un "deseo de Francia", para retomar las palabras del Primer Ministro.
La difusión de la excelencia francesa es también el reto de la misión que os he confiado con Matthias Fekl, querida Isabelle Giordano, y estoy segura de que vuestras conclusiones nos permitirán estructurar mejor y valorizar la oferta y los conocimientoshacer empresas francesas del sector cultural.
Hoy quería estar entre vosotros para saludar a todos los que con su acción son vectores de creación e innovación tecnológica a veces, pero también de innovaciones sociales, de servicios y de usos.
Señorías, ustedes forman parte de los actores de una política cultural moderna y orientada al futuro. Encarnas un espíritu de conquista precioso y compartido por el mundo de la Cultura.
Deseo que en nuestro país todos puedan crear, asumir riesgos artísticos, emprender. Quiero hacer del Ministerio de Cultura y Comunicación el ministerio de todos los audaces, y de Francia una tierra de creación e innovación orientada hacia las nuevas fronteras.
Le doy las gracias.