Señor Presidente del Consejo Constitucional, estimado Jean-Louis DEBRE,
Señor Presidente del Consejo Regional, estimado Jean-Paul HUCHON,
Señor Presidente del Consejo Económico, Social y Medioambiental de la región, estimado Jean-Louis GIRODOT
Señor Presidente de la FNPS, querido Christian BRUNEAU,
Señoras y señores presidentes de los sindicatos y miembros de la Mesa de la FNPS,
Damas y caballeros,
Queridos amigos:
Es un placer estar con ustedes esta noche en este 40º aniversario de la Federación Nacional de Prensa Especializada.
El papel de su familia de prensa, en su diversidad, debe ser reconocido en su justo valor. Por eso el Primer Ministro ha querido que yo lo represente hoy ante ustedes.
Ante todo, quiero dar las gracias al Consejo regional, al CESER, a Jean-Paul HUCHON y a Jean-Louis GIRODOT por acoger vuestros intercambios sobre «el papel de la prensa especializada en la ciudad» y esta ceremonia.
Gracias también querido Christian BRUNEAU por su acogida y por esta hermosa ceremonia de cumpleaños, a imagen de su saber hacer, su tacto, su atención, la imagen, también, su familia de prensa, diversa, abierta a la discusión y al debate, orientada a la excelencia.
El Primer Ministro, Manuel VALLS, le pide disculpas por su ausencia; se ha visto obligado por otras obligaciones y me ha encargado que le exprese los deseos del Gobierno, con ocasión del 40 aniversario de la Federación Nacional de la Prensa Especializada.
Estos deseos son deseos de éxito profesional; deseos para el éxito de vuestros títulos, de vuestras empresas, de vuestros periodistas, de vuestros asalariados; deseo, por último, que sigáis aportando vuestra mirada, todas vuestras miradas originales sobre la información.
Este aniversario es una fecha simbólica. Algunos de los sindicatos profesionales de vuestra federación son más antiguos. Muchos de sus títulos existen desde hace 60 años, 80 años y otros centenarios. El Diario del Médico fue creado en 1971. Francia Agrícola fue fundada en 1946, Espíritu en 1932, y los periódicos de Dalloz tienen para algunos más de 150 años.
Por mencionar algunos títulos, se toma toda la medida de la formidable diversidad que es la de la prensa especializada. La FNPS reúne a 535 empresas y cerca de 1.600 títulos: me alegra constatar que la demografía de la prensa técnica y profesional, incluso en la época difícil que atraviesa la prensa en nuestro país, sigue siendo dinámica.

Su familia de prensa tiene una característica notable: se renueva continuamente, edita nuevos títulos impresos o en línea, encuentra continuamente nuevos lectores

Se trata de un verdadero activo que el Gobierno tiene la intención de seguir alentando mediante los dispositivos de apoyo a la prensa. Algunos de sus títulos se benefician de la provisión fiscal para inversiones (lo que se denomina en jerga el «39 bis A»), cuya prórroga el Gobierno apoyó en 2015 durante el debate presupuestario.

Además, para sus pequeños y grandes proyectos de inversión, los títulos de la prensa especializada siguen siendo elegibles para el fondo estratégico para el desarrollo de la prensa, hasta finales de 2016. Los animo a buscar el apoyo del Estado para sus proyectos de ruptura, así como para sus proyectos mutualizados - de hecho, el apoyo público se refuerza para las iniciativas de esta naturaleza.

Mientras que las fechas de fundación de algunos títulos, que he recordado antes, podrían dar la impresión de una prensa inerte, congelada en su pasado glorioso, sois, por el contrario, editores de la prensa especializada, en el centro de la innovación. Su familia de prensa se ha comprometido más que ninguna otra en la transición digital. Casi el 20% de sus recursos ya están disponibles en línea, según las cifras de 2013 de mi administración.

Por supuesto, cambiar a Internet y la lectura en movilidad es desigual de un título especializado a otro, y de una especialidad a otra.

La ambición estratégica, la creatividad técnica y editorial, la atención a los nuevos usos de algunos de los títulos de la FNPS son sin embargo esclarecedores para toda su familia de prensa y, más allá, para la prensa francesa en su conjunto. A través de ellos se ve claramente que: sí, encontrar lectores en línea es posible; sí, la prensa debe renovarse sin cesar tanto en el fondo como en la forma; sí, monetizar estas audiencias es un desafío difícil pero un desafío que se puede superar.

No es casualidad, querido Christian Bruneau, que su propio sitio web, L'hôtellerie-restauration.fr, haya sido distinguido este año por el OJD con una «Étoile» por su «constancia en el éxito», con un número notable de visitantes.

Evidentemente, no faltan motivos de preocupación; deseo decir algunas palabras para señalar la vigilante atención del Estado a la situación de la prensa en su conjunto y de la prensa especializada en particular.

El primero, el principal tema es la distribución.

Los títulos de la prensa técnica y profesional tuvieron que hacer frente a aumentos muy importantes de las tarifas postales, que se encarecieron con la salida de la «moratoria postal» instituida en 2009. No ignoraba la altura de la marcha que debe recorrer en 2014 y 2015. A finales de 2015, los acuerdos entre el Estado, la prensa y Correos sobre el transporte postal llegarán a su fin. Mi deseo, el deseo de todo el Gobierno es que, de aquí a ese plazo, la prensa defina un nuevo sistema de distribución solidaria y sólida.

Este nuevo sistema pasa por la continuación de la reforma de los servicios de mensajería de prensa - de los que también se benefician los títulos de prensa especializada, aunque sea en parte limitada de su difusión. En este nuevo sistema, Correos seguirá haciendo frente a sus obligaciones de servicio público en materia de transporte de prensa. Además, los aumentos arancelarios a los que me he referido sólo deben considerarse como una recuperación, que se considera suficiente según los propios acuerdos Schwartz. Parece difícil, tanto desde un punto de vista de principio como dada su situación económica, prolongar este esfuerzo después de 2015.

En cualquier caso, estaré atenta a la forma en que se atenderán todos los títulos de prensa, en particular los suyos, para su distribución después de 2015. Como usted sabe, el Gobierno, en relación con la misión dirigida por Alexandre JEVAKHOFF, continúa su reflexión sobre el futuro de la distribución. Por supuesto, se le asociará con los pasos siguientes.

Otra preocupación surge de esta reflexión sobre la distribución de la prensa. Proporciona un tema de discusión que sé muy viva entre las diversas familias de prensa. Se refiere a los contornos de «la información política y general».

«El IPG» se beneficia, hoy, de ayudas públicas crecientes en comparación con la prensa en su conjunto que se beneficia de ayudas horizontales - el IVA a tipo súper reducido y la ayuda postal. Sé que la FNPS ha defendido, junto con otros, la aportación de los títulos especializados al debate cívico, a la información de nuestros conciudadanos, al pluralismo de las ideas. El Sr. Jean-François MARY, Presidente de la Comisión Paritaria de Publicaciones y Agencias de Prensa, acaba de entregarme su informe sobre la definición del IPG. Sería prematuro, esta noche, indicar las pistas que tiene el Gobierno.

Deseo, sin embargo, recordar la legitimidad de principio, e incluso la legitimidad constitucional, querido Jean-Louis DEBRÉ, que se esfuerza por sostener mejor y más, la prensa que más contribuye a «la libre comunicación de los pensamientos y de las opiniones».

Una última cuestión que quiero mencionar esta noche es la de las condiciones en las que sus títulos pueden beneficiarse o no de una determinada forma de publicidad, ya se trate de anuncios legales o judiciales o de publicidad de medicamentos.

Se trata de ingresos importantes, a menudo vitales para algunos títulos. Por tanto, es perfectamente legítimo que se movilice para defender el mantenimiento de normas que aseguren su equilibrio económico.

Sin embargo, quiero reiterarles que las mejores estrategias - en la sociedad digital en la que hemos entrado - no son las que preservan rentas antiguas. Estas normas son a veces frágiles desde el punto de vista jurídico; se ven, sobre todo, afectadas por las evoluciones tecnológicas en curso. El Estado no puede detener los relojes del derecho ni los de la técnica; está dispuesto, en cambio, a acompañarle para que sus empresas, sus redacciones, sus títulos se proyecten en su futuro, en sus nuevos oficios, en sus nuevas formas de trabajo y organización.

El fondo estratégico para el desarrollo de la prensa dispone de un club de innovadores, creado este año. El club de los innovadores debe ser la caja de resonancia para las mejores ideas. Debe permitir a la prensa, y muy especialmente a la prensa especializada, razonar a escala de un sector, para dotarse de herramientas a la medida de las necesidades de las nuevas generaciones de usuarios. Aproveche este lugar y los medios financieros que pone a su disposición.

Fomentar la innovación, modernizar la distribución de la prensa, comprender mejor la contribución de los títulos de prensa al debate cívico. No faltan temas para el año 2015 de los próximos años. Si no trazan un cuadro en el horizonte de cuarenta años, abren el futuro.

Sé que en cada una de estas cuestiones puedo contar con las contribuciones de sus siete sindicatos profesionales, de su equipo, de su dirección. Sé que los llevaréis con inteligencia, con toda la creatividad de que son capaces vuestros títulos.

Quisiera darle las gracias una vez más y reiterarle, tanto en mi nombre como en el del Gobierno, nuestros deseos para este aniversario.