Señor Presidente de la Comunidad de aglomeración, Querido Philippe Lavaud, Señoras, señores, queridos amigos,

En primer lugar me gustaría decirle el placer que tengo de encontrarme
hoy entre ustedes, para la firma del contrato territorio-lectura de la
comunidad de aglomeración del Gran Angulema. Este CTL prolonga
efecto el compromiso muy fuerte del Gran Angulema en favor del
desarrollo de la lectura que simbolizará en 2014 la inauguración de una
nueva mediateca intercomunal, construida por Françoise Raynaud.

Al igual que vuestra aglomeración, numerosas colectividades territoriales
se han comprometido desde hace tiempo en el desarrollo de la lectura
público, contribuyendo de manera esencial a la construcción de una red
ejemplares de bibliotecas departamentales y bibliotecas
municipales, que hacen de los equipos de lectura pública la red más
denso de instituciones culturales: nuestro país cuenta con más de 15.600
bibliotecas públicas y puntos de acceso al libro; 100.000 m² de
nuevas bibliotecas se inauguran cada año. Este esfuerzo de
reducción de las desigualdades territoriales de acceso a la cultura y de malla del
El territorio nacional es ampliamente apoyado por el Estado gracias a la formidable herramienta
que constituye la contribución especial de la dotación general de
descentralización: una dotación anual de más de 80 millones de euros.

Pero, más allá de estos proyectos de equipamiento, debemos continuar y
reforzar la estrecha cooperación entre el Estado y las comunidades para
coordinar nuestros esfuerzos en favor de la lectura pública: ese es el interés
de la parte dispositiva de los contratos territorio-lectura
coordinación e impulso del diálogo entre el Estado y las comunidades
para responder mejor a la evolución de las prácticas culturales de nuestros
de sus necesidades y expectativas.

En efecto, subsisten territorios donde la oferta de lectura sigue siendo escasa,
público, en particular los jóvenes, que siguen estando demasiado
lectura, mientras que el auge de lo digital cambia los usos y
transforma las misiones de las bibliotecas.

Lejos de limitarse a proponer una colección de libros y de CD,
bibliotecas se han convertido en espacios públicos abiertos en la ciudad,
lugares de saber, de información y de ocio que desde hace tiempo han sabido acoger
culturas múltiples, a veces calificadas de «populares» - ¿cómo
no pensar en este lugar en el cómic? Pero también son puntos de acceso a
culturas digitales, espacios donde cada día los profesionales
inventan una mediación renovada, adaptada al conjunto de los públicos,
independientemente de su edad y origen social. O, para reanudar
el ambicioso programa de su futura mediateca, lugares para crear,
para comprender, para imaginar.

Esta capacidad de innovación la encuentro plenamente en el proyecto de CTL
que el Estado y la Junta del Gran Angulema firman hoy.

Con la preocupación constante de los públicos alejados de la lectura, este CTL compromete
la mediateca del Gran Angulema y los establecimientos de la red
en acciones de mediación originales y abiertas: son
corresponsales que serán invitados a transmitir a su entorno los
proyectos de su biblioteca; son estas personas-retransmisión en diferentes
estructuras asociadas (lugares de la primera infancia, centros de ocio,
residencias de ancianos, centros de detención, hospitales...), capacitadas para
Mejorar el apoyo y la sensibilización de las personas con discapacidad
a la lectura los que tienen demasiado difícil acceso; son los lazos tejidos
entre la biblioteca, los libreros y las manifestaciones literarias para
multiplicar las oportunidades de encuentro entre los autores y sus lectores.

Saben que he hecho de la educación artística y cultural una prioridad
de la acción que deseo poner en práctica, con las colectividades. Creo
que podemos felicitarnos del dinamismo del sector del libro y de la
lectura en la materia y apoyarnos en todo su potencial: la amplia
audiencia que tiene ante muchísimos públicos de todas las edades y de todas las
condiciones, la formidable riqueza del libro como embajador de las artes
y espejo de la creación. El territorio Angoumoisin es emblemático de este
dinamismo, con, por supuesto, el Festival Internacional del Cómic,
sino también el Festival del libro juvenil de Ruelle o la
manifestación «Orejas pequeñas en goguette» organizada por
bibliotecas. El presente CTL permitirá identificar y coordinar mejor
todas estas actividades, con el fin de valorizar los itinerarios culturales propuestos en
cada uno, y en particular al público joven.

Desarrollar la oferta digital y ponerla al alcance de todos, de manera
creativa y lúdica, es otro de los principales retos de este contrato territoriarelectura
que coincide con las prioridades de mi Ministerio. El proyecto de
descodificación de la información en un mundo digital» que propone la
mediateca del Gran Angulema, en relación con los trabajadores sociales y
el mundo de la educación popular, es un trabajo muy pedagógico,
esencial en un momento en que se intercambian tantos contenidos y conocimientos
en la web. Formar en la búsqueda de información, favorecer el acceso al conocimiento
y apoyar la adquisición de una verdadera cultura digital:
algunos de los objetivos que nos damos hoy, querido
Philippe Lavaud, y que continuaremos juntos durante los tres
años de desarrollo de esta convención.

Este CTL, que precede a la inauguración de la mediateca de aglomeración
el Alfa, prefigura y acompaña la puesta en práctica de un proyecto ambicioso
e innovador en torno a la lectura, adaptado a las mutaciones inducidas por la
revolución digital. Un proyecto que moviliza Estado y aglomeración del
Gran Angulema para reafirmar el lugar central de la lectura en el seno
de las políticas culturales y educativas.

Le doy las gracias.