En el marco de la visita oficial a Francia del Presidente de la República Abdel Fattah Al Sissi (23 - 25 de octubre de 2017), las autoridades francesas entregaron a las autoridades egipcias, este jueves 26 de octubre, al Ministerio de Cultura, ocho piezas arqueológicas, incautados por la aduana en enero de 2010.

 

El Sr. Stéphane Romatet, Embajador de Francia en Egipto, entregó las piezas arqueológicas al Embajador de Egipto en Francia, Su Excelencia el Sr. Ehab Badawi, en presencia de la Directora de los museos de Francia, Marie-Christine Labourdette y del director general de aduanas e impuestos indirectos, Rodolphe Gintz.

Estas antigüedades, estatuillas y tablillas, de más de 3.000 años de antigüedad, fueron descubiertas en enero de 2010, ocultas por un residente británico. La fiscalía de París inició entonces una investigación judicial. Llevada a cabo por el servicio nacional de aduanas judicial (SNDJ), permitió identificar y desmantelar una red que organizaba la transferencia de bienes culturales de Egipto al Reino Unido, transitando por Francia.

La experiencia del departamento de antigüedades egipcias del Museo del Louvre reveló que las estatuillas y tablillas interceptadas eran bienes culturales egipcios auténticos, que databan del primer milenio antes de Cristo. Estos objetos arqueológicos están formalmente prohibidos para su exportación fuera del suelo egipcio sin la autorización del gobierno egipcio.

Conservadas desde 2012 en el Ministerio de Cultura (Dirección General de Patrimonio/ Servicio de Museos de Francia), fueron entregadas a las autoridades egipcias, de conformidad con los compromisos internacionales de Francia, y, en particular, en el espíritu de la Convención de la UNESCO de 1970 relativa a la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales.

 

Decidida a luchar contra el tráfico ilícito de bienes culturales, Francia está particularmente implicada tanto a nivel nacional como multilateral para movilizar a la comunidad internacional en torno a la protección del patrimonio cultural.

 

***

 

 

«Me alegro de esta restitución hecha hoy a Egipto, que es emblemática de la estrecha cooperación sobre los temas de control a la circulación de los bienes culturales entre las administraciones del Ministerio de Cultura y de la aduana, y demuestra la determinación de Francia de luchar contra el tráfico de bienes culturales y de trabajar por la protección del patrimonio amenazado,» dijo Françoise Nyssen, ministra de Cultura.

***

«La lucha contra el tráfico de bienes culturales, en particular procedentes de zonas de conflicto donde pueden producirse saqueos, forma parte de las misiones de la aduana.  Estoy muy orgulloso de que nuestros servicios hayan contribuido al retorno hoy de estas antigüedades al suelo egipcio. 

Nos acercamos al 2018, Año Europeo del Patrimonio Cultural: la movilización de los aduaneros para la preservación del patrimonio cultural de la humanidad continúa también en este marco. En particular, estamos trabajando para conseguir un dispositivo europeo de control renovado» dijo Gérald Darmanin, ministro de Acción y Cuentas Públicas.

 

***