Audrey Azoulay, Ministra de Cultura y Comunicación, anunció, durante el examen del proyecto de ley de finanzas 2017 en la Asamblea Nacional, que, de acuerdo con el Primer Ministro, Manuel Valls, propondrá al Presidente de la República la supresión del impuesto del Centro Nacional de la Canción de las Variedades y del Jazz (CNV) en 2017.

Esta decisión, particularmente esperada por los profesionales, da plena importancia a este instrumento de solidaridad y de regulación del sector de la música que es el CNV y le abre nuevas perspectivas.

Audrey Azoulay ha anunciado a los parlamentarios que se propondrá aumentar el límite máximo del impuesto a partir de 2016.

Desde hace 15 años, el sistema de impuesto asignado en el que se basa la financiación del CNV ha demostrado su eficacia: recogido en todos los espectáculos de variedades, incluidas las grandes giras internacionales, se redistribuye a las empresas establecidas en Francia para desarrollar su actividad y reinvertir en nuevos espectáculos.

Esta lógica virtuosa ha permitido preservar y consolidar un sector de creación y difusión de la música actual y de las variedades.