Audrey Azoulay, ministra de Cultura y Comunicación, dirige sus calurosas felicitaciones a Gaël Faye, ganador del Premio Goncourt de Estudiantes de Secundaria por Pequeño país (Grasset).

Con esta primera novela conmovedora, Gaël Faye hace una entrada notable en la escena literaria. A través de los destinos singulares e inolvidables de sus seres queridos, evoca a la vez el sabor de una infancia feliz que llega a su fin, la extinción de una familia y la caída progresiva de dos países, Burundi y la vecina Rwanda, librados a las matanzas y a la guerra civil.

Autor-compositor e intérprete, ahora novelista, Gaël Faye testimonia aquí el papel vital que puede desempeñar la literatura como escapatoria a la guerra y a la barbarie.  Una novela en forma de mensaje de esperanza para la generación más joven que ha aclamado esta novela.