Maurice Failevic era un director respetado y comprometido. Sus películas, recompensadas con numerosos premios, eran siempre a la altura del hombre.

Defendió una visión decididamente militante del cine, marcada por la fidelidad a su compromiso político y social.

Audrey Azoulay, ministra de Cultura y Comunicación, expresa sus condolencias a su familia y a sus allegados.